sábado, 24 de febrero de 2018 22:34
Politica

Cifuentes se pone nerviosa con las acusaciones de Granados sobre la Púnica

|

Cristina cifuentes disculpas



La presidenta de la Comunidad y del PP de Madrid, Cristina Cifuentes, se querellará contra el exsecretario general del PP de Madrid Francisco Granados tras sus acusaciones en el marco de su comparecencia en la Audiencia Nacional sobre la trama Púnica donde ha asegurado que la dirigente madrileña conocía lo que estaba pasando.


Fuentes del Gobierno regional han señalado que después "de tener conocimiento a través de los medios de comunicación de las declaraciones efectuadas hoy por Francisco Granados", Cifuentes "va a ejercer ante los tribunales cuantas acciones civiles y penales le correspondan, por lo que constituye un cúmulo de falsedades y un grave atentado contra su honor y su imagen".


En este sentido, presentará "de inmediato" una querella criminal cuyo alcance y detalles está ultimando en estos momentos el abogado que la representará a título personal, puesto que no va a hacer uso de los servicios jurídicos de la Comunidad de Madrid.


GRANADOS LA SITÚA EN EL NUCLEO DURO


El ex secretario general del PP de Madrid Francisco Granados ha situado a Cristina Cifuentes en el núcleo de poder del partido, junto con su antecesor en el cargo, Ignacio González, que dirigió las "campañas paralelas" que se organizaron exclusivamente para Esperanza Aguirre en las elecciones autonómicas de 2007 y 2011. También ha resaltado que no se movía nada en la formación o en la Comunidad sin que lo supiese Aguirre.


Según fuentes presentes en el interrogatorio de este lunes ante el juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón, Granados ha explicado que no tuvo ningún poder en los años en que fue secretario general del PP de Madrid, ya que quien dirigía el partido era Ignacio González junto con su equipo más próximo, en el que ha situado a Cifuentes, al exconsejero de Medio Ambiente Borja Sarasola, al senador Jaime González Taboada y a la exdirectora de Comunicación de Aguirre Isabel Gallego.


Ante preguntas de su abogado, Granados ha indicado al titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 que en las reuniones de estrategia de las campañas electorales de 2007 y 2011 se dio cuenta de que el equipo de González era el que controlaba esas "campañas paralelas" y que deduce que se financiaban de forma irregular, si bien no ha aportado ninguna prueba porque ha dicho que no posee ningún documento que lo acredite.


Eso sí, el excabecilla de la trama corrupta Púnica ha dejado caer que esas campañas paralelas se habrían financiado con dinero de las campañas de comunicación de la Comunidad de Madrid, el Canal de Isabel II y la Agencia de Informática y Telecomunicaciones de la Comunidad de Madrid (ICM), entre otras.


Las fuentes consultadas han remarcado que el exdirigente 'popular' ha sido poco claro en sus afirmaciones durante el interrogatorio. En un momento dado, ha dicho que González y Cifuentes mantenían buena relación en esos años y que la actual presidenta estuvo en la estructura que dirigía su antecesor hasta que hubo una "ruptura sentimental" entre ellos.


Durante toda su comparecencia, Granados ha insistido varias veces en que, por mucho que él ostentara el cargo de secretario general del PP de Madrid, los que estaban al frente de la toma de decisiones eran González y su equipo. Pero eso sí, ha recalcado después que no había ninguna decisión que no conociese Esperanza Aguirre, ya que tenía información de cualquier movimiento tanto en el partido como en el Gobierno regional.


El ex secretario general ha declarado ante el juez García Castellón durante tres horas, pero sólo ha contestado a preguntas de su abogado. El próximo 20 de febrero a las 15.45 horas deberá responder a las partes personadas en la causa.



A su salida de la Audiencia Nacional, Granados ha incidido en que su intención no era acusar "a nadie de nada" sino fijar las responsabilidades en la toma de decisiones "de cada cual en cada caso concreto", ha dicho en referencia a Esperanza Aguirre e Ignacio González. De hecho, a preguntas de si eran conscientes de esta dinámica los dos exdirigentes regionales, Granados ha respondido que "así es".


"NADA QUE OCULTAR"


La propia dirigente madrileña se ha defendido esta mañana, en un acto en los Teatros del Canal, asegurando que "no tiene absolutamente nada que ocultar". A su parecer, las palabras del exconsejero regional corresponden a su estrategia de defensa basada en "involucrar a todo el mundo".


En cuanto a su trayectoria, Cifuentes ha defendido que a ella "todo el mundo" la conoce así como que es una persona que "siempre he tenido tolerancia cero contra la corrupción". "A mí lo que diga el señor Francisco Granados me da exactamente igual, me da exactamente igual lo que diga este presunto delincuente que ha salido de la cárcel y que ahora está viendo que dice para poderse librar de ella. A mí me da exactamente lo mismo", ha defendido.


Cifuentes ha hecho hincapié en que ella lleva dos años como presidenta del PP de Madrid y que "nunca" antes había tenido responsabilidad de gestión. Por ello, ha incidido en que se responsabiliza "exclusivamente" de su etapa y ha recordado que nunca ha pertenecido a los Gobierno de Esperanza Aguirre, Ignacio González o Alberto Ruiz-Gallardón. Para la presidenta autonómica "lo que han hecho los demás si está mal lo deben pagar ante la Justicia".

relacionada ​Granados señala a Aguirre y González como responsables de nombrar a altos cargos implicados en la Púnica

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil