sábado, 19 de agosto de 2017 18:58
Sociedad

Descubierta una nueva pintura de la etapa de juventud de Goya

|

La exposición 'Goya y Zaragoza (1746-1775). Sus raíces aragonesas' ha incorporado una nueva obra del pintor de Fuendetodos descubierta gracias a la organización de esta muestra. Se trata del cuadro 'Virgen con el Niño y San José' y su descubrimiento ha sido posible gracias a la presentación por primera vez al público, en esta exhibición, de la pieza 'Virgen con el Niño', de la colección Félix Palacio Remondo.

La consejera de Educación, Universidad, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón, Dolores Serrat, la jefe de Conservación de Pintura del Siglo XVIII y Goya del Museo Nacional del Prado, Manuela Mena, y la responsable del Programa de Educación y Cultura de la Obra Social de Ibercaja, Magdalena Lasala, han dado a conocer en rueda de prensa este nuevo cuadro atribuido a Goya, perteneciente a una colección particular.

Mena ha remarcado que el contacto directo con las obras de arte "es muy importante" y en el Museo del Prado, al organizar exposiciones temporales, "siempre nos responden las obras y sucede algo" que permite ampliar el conocimiento que se tiene sobre una pieza o artista.

En este caso, había que "buscar la verdad goyesca" después de que un visitante de la muestra, al contempla la obra 'Virgen con el Niño', comentara que en su domicilio, "encima de la cama en su habitación", tenía una parecida.

Mena solicitó a esta persona que enviara una foto del cuadro al Prado y "llegó hace dos semanas". "Efectivamente, la obra era similar", pero incluía la "asombrosa" presencia de San José, acompañando en segundo término a la Virgen y el Niño.

Por el interés de la composición, pidieron al particular que enviara el cuadro para realizar un estudio en profundidad, que han llevado a cabo "diez o doce" especialistas de la pinacoteca. Así, "lo que era evidente desde el principio", ha quedado confirmado por las pruebas técnicas y por la mirada experta de estos profesionales, "era evidente que estábamos ante una obra de Goya".

COMPARACIÓN

La conservadora sugirió al particular que el lienzo se mostrara en esta exposición temporal en Zaragoza y se ha situado "enfrentado" a la 'Virgen con el Niño', porque en estos dos cuadros "lo importante es la comparación".

No solo la aparición de la figura de San José hace diferente a ambas obras, sino que "en sí mismas no son iguales, porque Goya no se puede copiar a sí mismo, va en contra de su naturaleza creativa".

Con Goya, "casi no hay dibujos preparatorios" de las composiciones, pero en el cuaderno italiano "hay dos o tres figuras de la Virgen con el Niño", por lo que la relación de la madre con el niño "le interesaba bastante" y, de hecho, éste es un tema recurrente "desde el periodo egipcio" y "tenerlo en la figura de Goya es genial".

Manuela Mena ha detallado que existen múltiples diferencias entre las obras 'Virgen con el Niño' y la recién descubierta 'Virgen con el Niño y San José', "tanto en los lienzos, como en lo preparatorio, lo que está debajo".

No obstante, en ambos casos, se muestran "sobre un lienzo que ya tenía algo debajo que, por lo que fuera, no gustó o se quedó sin vender" y que Goya reutilizó, como hacen otros artistas y también el genio aragonés, tal y como han demostrado al estudiar la obra 'El Quitasol', hace dos semanas, y en la que aparece "una composición debajo".

FUERZA CREATIVA

En la obra 'Virgen con el Niño', la primera que creó de las dos, "pinta desde abajo, desde el propio lienzo", con una idea "clara" y en la que demuestra "fuerza creativa". La obra que incluye a San José es "más superficial, como si fuera un camino ya recorrido y no tiene el impulso creativo de la primera vez", sino que va "interpretándose a sí mismo".

La figura de San José, similar a la que puede verse en la Cartuja de Aula Dei --en la que Goya trabajó entre 1772 y 1773--, "está en la superficie, la ha puesto al final de la composición", pero antes de terminarla. "Está integrada, no se ha añadido con posterioridad", sino que "está en el cuadro desde el primer momento", ha recalcado la especialista.

Por otra parte, en la obra de la colección Félix Palacio Remondo la iluminación "es distinta, potente, no de contrastes de claroscuros", pero sí fuerte en toda la composición, mientras que en el nuevo lienzo la parte baja del cuadro aparece más en sombra para no robar protagonismo a la escena, San José figura en segundo plano y también en sombra, pero su presencia se destaca con la cabeza "más grande, para que nos fijemos en él".

Otra diferencia se encuentra en la forma en que la Virgen sostiene al Niño. En el lienzo en que aparecen solos, reposa su cabeza sobre un paño, en un momento "anterior a la purificación", mientras que en la segunda la Virgen toca directamente con la mano la cabeza del niño, un cambio "sustancial".

Al contemplar los brazos y las manos del pequeño, también se aprecia otra modificación. En la primera, tiene los brazos levantados en señal de alegría, mientras que en la segunda parece que "quiere acercarse y coger" a la Virgen.

"SUBLIME"

Mena ha señalado otras diferencias en el manto de la Virgen o en la forma de crear profundidad con la mano del Niño, que muestran a un Goya "con todas las facultades absolutas" de maestro. De hecho, ha afirmado que la forma de dibujar la mano y de jugar con la profundidad en ambos lienzos es "sublime".

"No es fácil encontrar esto en artistas secundarios o, incluso, en un artista como Bayeu; es realmente la mano de Goya", una forma de crear única que también se detecta en la forma en que pinta "la frente por encima del pelo, es algo que no hace nadie más".

Mena ha considerado que Zaragoza es "el sitio donde debía exponerse esta obra por primera vez, el público lo merece y va a gustar mucho comparar una con otra". Ha comentado que este cuadro no se encontraba "ni en Zaragoza, ni en Madrid", sin dar más detalles de su procedencia, y ha asegurado desconocer qué pasará con la obra cuando finalice la exposición, probablemente regresará a la colección particular.

Respecto a su valor, ha manifestado que si una obra no entra en el Prado, "no me importa su valor", pero "soy terrible" cuando la pieza va a ser adquirida por el museo, porque "son bienes públicos y tienen que tener una valoración exacta".

Ha precisado que esta nueva obra de Goya figuraba en documentos del siglo XIX como anónimo italiano del XVIII y ha detallado que no se ha sometido a un lavado porque está en buenas condiciones para mostrarla al público.

OBRA "EXCEPCIONAL"

La consejera Dolores Serrat ha subrayado que esta muestra permite conocer "la etapa más joven del ilustre y universal pintor aragonés" y, además, ha conllevado una "sorpresa" dado que, gracias a la organización de la exposición, se ha descubierto la nueva obra de Goya, una pieza "excepcional", ha resaltado.

La responsable del Programa de Educación y Cultura de la Obra Social de Ibercaja, Magdalena Lasala, ha recordado que la muestra dedicada a las raíces aragonesas de Goya abrió sus puertas el pasado 26 de marzo y, desde entonces, ha recibido más de 33.000 visitas, por lo que "el público sí que está captando la ilusión con la que fue diseñada y el interés" que despierta.

En el acto de presentación de la obra de Francisco de Goya también han participado el director general de Patrimonio del Ejecutivo aragonés, Javier Callizo, la directora de la Fundación Goya en Aragón, Ana Armillas, y la directora del Museo Goya. Colección Ibercaja, Rosario Añaños.

La exposición 'Goya y Zaragoza', que permanecerá abierta hasta el 28 de junio, exhibe 28 piezas de la etapa de juventud del aragonés, antes de su marcha a Madrid en 1775. Ha sido organizada por la Obra Social de Ibercaja, el Gobierno de Aragón y el Museo del Prado.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil