jueves, 17 de agosto de 2017 11:55
Opinión

TRIAS Y EL TOBILLO DE CARME

Joan Ferran
Joan Ferran

En plena plaza de Cataluña, a treinta metros de la puerta del Corte Ingles, hay un agujero en el suelo. Sí, lo recuerdo como si fuera hoy y hace más de tres años de aquel pequeño susto. Mi buena amiga Carmen tuvo la mala suerte de pisar unas baldosas de la plaza en mal estado y metió el pie en un agujero, se cayó y se torció el tobillo.

En plena plaza de Cataluña, a treinta metros de la puerta del Corte Ingles, hay un agujero en el suelo. Sí, lo recuerdo como si fuera hoy y hace más de tres años de aquel pequeño susto. Mi buena amiga Carmen tuvo la mala suerte de pisar unas baldosas de la plaza en mal estado y metió el pie en un agujero, se cayó y se torció el tobillo. Son cosas que pasan, me dirán. Cierto, pero cada vez que paso por este lugar recuerdo la caída de mi amiga y me enfado porque, después del tiempo transcurrido, el bache todavía está allí. No se cuánta gente habrá sufrido también las consecuencias de este pequeño boquete. Lo desconozco, pero puedo dar fe de que pervive allí amenazante, como una trampa para ciudadanos desprevenidos y confiados. Sí señoras y señores. Más de tres años! A diez metros de una parada del bus, cerca de un quiosco, tiene una muestra de la dejadez municipal. Xavier Trias quiere presumir de obra hecha y todo el mundo sabe que su contribución a la buena marcha de la ciudad es muy escasa, incluso me atrevería a decir que mediocre.


Estamos en plena campaña electoral y no les hablaré de las mil y una asignaturas pendientes del señor Xavier Trias ni de sus continuas indefiniciones. A estas alturas nadie sabe cuál es su posición (real) ante el fenómeno del turismo o de Can Vies, por ejemplo. Nadie sabe si es cómplice, o no, de los disparates que algunos de sus colaboradores han hecho en el ámbito de la cultura -pienso en el concejal Ciurana- o en el desbarajuste de la gestión urbanística conducida por el concejal Vives. Tampoco le preguntaré si las palabras de su amigo Javier De la Rosa dirigidas al pequeño 'Nicolas son ciertas o no .... Todo llegará.


Quisiera, tan sólo, llamar la atención sobre las pequeñas cosas que afectan al ciudadano y no se resuelven. Estamos hartos de inauguraciones a destiempo y de actuaciones de cara a la galería que intentan ocultar la gestión rutinaria sin alma y sin proyecto del actual gobierno municipal. Me gustaría que el bache que provocó la caída de mi amiga Carmen fuese reparado al igual que los mil pequeños socavones que hay en la ciudad. Me gustaría que los detalles y las personas pasaran por delante de la retórica vacía, el fuego de virutas o la propaganda institucional.

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil