domingo, 22 de octubre de 2017 17:40
Politica

Los sondeos ponen a Cameron a diez escaños de la hegemonía y atribuyen 19 bajas a los laboristas

|

Los conservadores británicos se han hecho con el mayor número de escaños en las elecciones generales celebradas este jueves, con 316 diputados, hasta nueve más que los que había obtenido en 2010; por los 239 que se habrían llevado los laboristas, 19 menos que hace cinco años, de acuerdo con el sondeo conjunto de las cadenas BBC, ITV y Sky.

La encuesta, realizada a 20.000 electorales a pie de urna, confirma la ausencia de mayorías absolutas anticipada por la totalidad de los estudios previos, aunque los resultados son notablemente mejores para los 'tories' de lo estimado durante meses.

Como consecuencia, el aspirante a la reelección, David Cameron, estaría a tan sólo diez escaños de la hegemonía, si bien descartando la representación de los republicanos norirlandeses del Sinn Féin, que tradicionalmente no toman posesión de sus asientos en Wesminster, el 'premier' necesitaría de sólo seis apoyos más para alcanzar las llaves de Downing Street.

Sus hasta ahora socios en la primera coalición en más de 70 años, los liberaldemócratas, sufrirían un golpe incluso mayor que el anticipado por la demoscopia, ya que su presencia en la Cámara de los Comunes se hundiría de los 57 asientos a 10; mientras que el Partido Nacional Escocés (SNP, por sus siglas en inglés), por el contrario, habría materializado el éxito avanzado por los sondeos y de los 59 parlamentarios en juego en Escocia habría obtenido 58, un inédito impulso en relación a los seis con los que se había hecho en 2010.

Su líder, de hecho, quiso acoger las predicciones con "inmensa precaución", según avanzó en Twitter, donde dijo que pese a esperar una "buena noche electoral, 58 asientos resulta improbable". Los eurófobos del UKIP, por su parte, estrenarían su entrada en el Parlamento en unas generales con dos diputados, si bien la incógnita es si su líder, Nigel Farage, ha conseguido su plaza.

Hace cinco años, esta misma encuesta había mostrado una notable exactitud, ya que había anticipado que los 'tories' se quedarían a 21 escaños de la mayoría absoluta. Los datos finales los dejaron a 19; mientras que los laboristas vieron cómo la predicción les otorgaba tres menos de los que se llevó finalmente y los liberal demócratas hasta cuatro diputados menos de los que obtuvo.

ESCRUTINIO

El escrutinio se irá conociendo paulatinamente a lo largo de la madrugada, si bien no será hasta las 4.00 horas (hora peninsular española) cuando comiencen a anunciarse las plazas importantes, ya que será entonces cuando el aspirante a ministro del Tesoro laborista y jefe de la campaña de la oposición, Douglas Alexander, y el líder del partido en Escocia, Jim Murhpy, sabrán si han retenido unos asientos que las encuestas les daban como perdidos.

La siguiente clave será media hora después, cuando la actual ministra de Educación podría perder su escaño y a las 5.30 horas se producirá uno de los momentos clave, puesto que se anunciará el vencedor en la circunscripción de Sheffield Hallam, es decir, la que muchas encuestas habían dado por perdida al líder de los liberaldemócratas y viceprimer ministro en los últimos cinco años, Nick Clegg. Farage, por su parte, conocerá a las 7.00 horas si los próximos cinco años será un asiduo de Westminster.

En base a las convenciones constitucionales del denominado Manual de Gabinete, una guía no vinculante, en un escenario de ausencia de mayorías absolutas, el primer ministro permanecerá en el cargo una vez completado el escrutinio hasta que quede claro que alguno de los contendientes puede formar un ejecutivo estable, una posibilidad, de acuerdo con la encuesta, más cerca de David Cameron.

PAPEL DE CAMERON

Al respecto, el 'premier' había asegurado esta semana que "pondrá al país primero", independientemente del veredicto de las urnas, si bien la encuesta de hoy lo deja mucho más cerca del número 10 de lo que lo había situado ningún estudio demoscópico en los últimos meses, a pesar de que el primer ministro había mantenido durante la campaña que estaba cerca de la hegemonía.

La prensa había venido especulando en los últimos días con que ya habría encargado a sus asesores que comenzasen a trabajar en un pacto con los liberaldemócratas, pero con resultados avanzados por el sondeo de las televisiones, Cameron lo tendría relativamente cómodo para lograr la mayoría, puesto que la suma de laboristas y SNP (297 diputados), una de las pinzas con las que se había especulado en campaña, no alcanzaría siquiera los 316 escaños que a priori habría obtenido los conservadores.

Por ello, uno de los elementos fundamentales en los minutos posteriores a la conclusión del grueso del escrutinio electoral será la toma de iniciativa, un rol que los analistas políticos atribuyen a Cameron, de quien se espera que comparezca en Downing Street para proclamar la victoria de los suyos y la legitimidad que un potencial mayor volumen de parlamentarios le otorgaría, según él, para intentar dar forma a un gobierno que debería durar hasta 2020.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil