miércoles, 23 de agosto de 2017 13:59
Economía

Los hermanos Cierco reprochan a EE.UU. la acusación pública de blanqueo

|

Los hermanos Ramón e Higini Cierco, accionistas mayoritarios de Banca Privada d'Andorra (BPA) han presentado un escrito de alegaciones en el que critican el anuncio del Gobierno de Estados Unidos de alerta por blanqueo de capitales en la entidad andorrana a principios de marzo que desembocó en su intervención y en la liquidación de su filial española, Banco Madrid.

En un escrito presentado a las autoridades estadounidenses a través de la firma de abogados norteamericana Leweis Baach, los hermanos muestran su desacuerdo con la afirmación de que el Grupo BPA es una institución financiera cuya principal actividad es el de lavado de dinero y sostienen que este aviso de acusación "debe ser retirado".

Consideran que el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, el Fincen, "falló en la consulta o en el intento de abordar cualquier cuestión que hubiera identificado y falló en la recopilación de información y evaluación objetiva del negocio legítimo de BPA".

"Tras haber consultado las fuentes de información disponibles en relación a este negocio y el impacto de las medidas en los cientos de empleados y los miles de depositantes, las conclusiones y las actuaciones deberían haber sido diferentes", añade el escrito de alegación.

Los accionistas mayoritarios argumentan en su carta que, si el Fincen hubiera entablado un diálogo confidencial con el banco, habría podido concluir que presentar este escrito de acusación de blanqueo "era precipitado y desproporcionado".

Lamentan que "provocó consternación y generó un profundo impacto" en los accionistas mayoritarios de BPA, sus 1.000 empleados y los más de 25.000 depositantes distribuidos en 31 sucursales en tres países.

Insisten en que el escrito de acusación se basa en gran medida en acontecimientos sucedidos en el pasado y ya judicializados, y no identifica riesgos inminentes, aunque de haberse detectado algún riesgo, como accionistas mayoritarios lo habrían abordado "de inmediato".

Los hermanos Cierco puntualizan que no eran los responsables de la gestión diaria del Grupo BPA, pero sí aprobaron desde 2003 la contratación de "dos de las principales firmas de auditoría del mundo", como son KPMG y Deloitte, para realizar auditorías anuales de prevención de blanqueo de capitales.

Agregan que tanto estos auditores como las autoridades públicas reguladoras de los sistemas financieros remitieron periódicamente que BPA "cumplía con las leyes y regulaciones de prevención de blanqueo de capitales".

"BPA ha utilizado técnicas, bases de datos y herramientas avanzadas e internacionalmente reconocidas de investigación para la captación y monitorización continua de sus clientes"con el objetivo de evitar el blanqueo, concluyen.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil