domingo, 17 de diciembre de 2017 15:01
Politica

El Govern mantiene la matrícula en las escuelas catalanas pese al recurso del Gobierno

|

La consellera de Enseñanza de la Generalitat, Irene Rigau, ha garantizado este miércoles que las familias catalanas podrán matricular a sus hijos en las etapas de Infantil, Primaria y Secundaria con "normalidad" en las fechas previstas del 8 al 12 de mayo, pese al recurso presentado por el Gobierno para pedir un nuevo periodo de matriculación en que se garantice el castellano como lengua vehicular.

En rueda de prensa, la consellera Rigau ha explicado que presentarán alegaciones al recurso contencioso administrativo ante el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC), y una vez valoradas se ha mostrado convencida de que "la normalidad volverá al sistema, porque de otra forma sería impensable".

"El Gobierno parece que ha hecho un último intento de acabar con el modelo lingüístico catalán, aunque sea provocando una inseguridad jurídica a las familias catalanas por intereses puramente partidistas", en el que ha considerado el mayor ataque a la inmersión en las aulas catalanas.

Visiblemente enfadada, la consellera habló la noche de este martes con el ministro de Educación, Cultura y Deportes, José Ignacio Wert, al que manifestó su indignación por una "nueva modalidad de relación institucional" a través de tácticas políticas y judiciales interesadas y de última hora que solo generan malestar entre las familias.

La titular de Enseñanza ha atribuido el acto del Gobierno al hecho de que "lleva cuatro años con un discurso político que no ha podido ver traducido en la realidad y ahora ha optado por una nueva vía".

Otra de las sorpresas que aguarda el recurso del Gobierno central, según ha lamentado Rigau, es que el castellano debería tener un trato del 50% en las materias del aula y de un mínimo de 25% de forma transitoria, lo que afectaría al conjunto de alumnos de la clase de un niño que haya pedido escolarización en castellano.

Lo que quiere el Gobierno central es que la Generalitat mande un burofax a las familias, reconociéndoles un "nuevo supuesto derecho", ha dicho Rigau, que ha descartado que esto vaya a ocurrir por afectar a 1,5 millones de personas en nombre de un derecho no previsto en ninguna sentencia ni en ninguna ley.

La titular de Enseñanza ha deplorado que el Ministerio quiera forzar ante el resto del Estado un "cambio de las reglas del juego", y distorsionar un sistema y trabajo hecho en una acción que queda lejos de la pedagogía.

60 SOLICITUDES PARA ESTUDIAR EN CASTELLANO

Según Rigau, el recurso "no solo atenta contra la Ley de Educación de Catalunya (LEC), y es una falta de respeto a la Generalitat, sino que también lo hace contra el sentido común y la democracia", y ha cifrado en 60 las solicitudes recibidas y desestimadas en todos los casos -por incumplir requisitos- para recibir un complemento de 6.000 euros para estudiar en una escuela privada que garantice la enseñanza del castellano.

"Necesitamos que nuestros centros vivan la rutina pedagógica que debe garantizar el ritmo escolar, la cohesión, el dominio del catalán, el castellano y las lenguas extranjeras. Cuando se quiere romper el ritmo pedagógico para instalar uno de político se hace un flaco favor", ha subrayado.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil