domingo, 22 de octubre de 2017 06:44
Opinión

214 niñas embarazadas ¿y ahora qué?

Carmen P. Flores
Carmen P. Flores
Directora de Pressdigital

Directora de PressDigital

Después de las protestas, pocas, por cierto, ya han sido liberadas 700 mujeres y niños que se encontraban secuestrados por la banda de asesinos de Boko Haran.

Después de las protestas, pocas, por cierto, ya han sido liberadas 700 mujeres y niños que se encontraban secuestrados por la banda de asesinos de Boko Haran.

Las últimas mujeres y niñas liberadas , hace solo dos días, por el ejercito de su país con ayuda internacional no han tenido bastante con el sufrimiento padecido en todo estos largos meses de cautiverio, sino que, 214 de ellas han vuelto a casa embarazadas, o algunas portaban en sus brazos esos bebes fruto de unas violaciones salvajes.. ¿ Qué sucederá ahora con esas niñas que marcharon como tal y han vuelto con un futuro que nunca hubieron imaginado?. Pasar de la niñez, con lo que ello conlleva de ser cuidadas por sus padres, profesores y familias han saltado de manera brusca y traumática a tener la responsabilidad de cuidar un hijo no deseado y para el que no están preparadas ni física , ni psíquicamente . ¿Quién le devuelve su niñez perdida? ¿ quién las resarcirá de los horrores vividos? , ¿quién curará esas heridas tan difíciles de sanar?, Van a necesitar mucha ayuda psicológica, suporte y cariño de las familias, tolerancia, afecto y comprensión de sus vecinos y amigos. Todo lo sucedido ha sido tan brutal que sus vidas han sido marcadas para siempre, solo hay que verles las caras de terror y sufrimiento que han mostrado las fotografías de ellas que han publicado los medios de comunicación. Que en pleno siglo XXI sucedan estas cosas es muy difícil de entender y de explicar. El llamado primer mundo no puede quedarse de manos cruzadas ante estos hechos tan horrendos. No se puede tolerar que esos verdugos sigan haciendo del asesinato, las violaciones y el terror su bandera en los territorios ocupados. Nadie debería ser ajeno a los sufrimientos de los demás y lamentarse desde un sillón de lo ocurrido, esa es una postura muy cómoda y cobarde. No se debe tolerar que le roben la niñez a las personas, que violen a las mujeres, que maten a los hombres y niños o que los esclavicen.

Ya es hora de hacer algo más que escandalizarse. Es la hora del cambio de valores y el repunte de la solidaridad. Es la hora de las personas y no de los territorios, porque nadie elige donde nace y todos deberían tener los mismos derechos, ¡Basta ya de tantos Boko Haram como hay por el mundo!

Carmen P. Flores

Directora

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil