lunes, 23 de octubre de 2017 15:37
imported

El experimento andaluz

|

Un discurso y una investidura en el aire, son las dos primeras conclusiones de una jornada parlamentaria en la que la candidata Susana Díaz ha intentado decir algo "bonito" a todos sus adversarios, para intentar convencer a alguno de que se abstenga y la deje comenzar a ser la nueva Presidente de la Junta de Andalucía.

Un discurso y una investidura en el aire, son las dos primeras conclusiones de una jornada parlamentaria en la que la candidata Susana Díaz ha intentado decir algo "bonito" a todos sus adversarios, para intentar convencer a alguno de que se abstenga y la deje comenzar a ser la nueva Presidente de la Junta de Andalucía.

De momento, todo suena a experimento, porque cada probeta contiene componentes muy diversos, y nadie sabe, si al intentar mezclarlos, el resultado es una elixir de amor o un producto tan explosivo que finiquite, antes de constituirse, la legislatura que acaba de nacer. Porque, por lo que se ha podido escuchar a unos y a otros, nadie, salvo Ciudadanos, parece dispuesto a mover ficha por miedo a contaminarse, por lo que, existe, ahora mismo, la seria posibilidad de que haya que convocar una nueva cita electoral, cuando lo que solo se debería discutir es si se forma gobierno, y luego pelear una por una, cada ley que quiera aprobar, si es que políticamente conviene o no a los que la discuten.

No creo yo, que los andaluces hayan elegido a sus parlamentarios para que no se pongan de acuerdo, sino, más bien, para todo lo contrario, incluidos los socialistas, que deben ser los primeros en pasar del "ordeno y mando" al ¿qué le parece a Vd. esta propuesta?, ¿quiere que la discutamos? Y tras eso, a los demás les toca mover ficha, y tocar realidad, aunque ello signifique ejercitar sus abdominales ideológicos. Y en ese baile a cuatro, a tres o a dos según convenga a los intereses ciudadanos, ha de transcurrir la legislatura, lo cual significa, ni más ni menos, que estamos en un una nueva época y que todos son responsables tanto del fracaso como del éxito y por supuesto, no solo de lo que pase en Andalucía, sino también en el resto del Estado.

Veremos qué pasa.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil