miércoles, 23 de agosto de 2017 08:03
Opinión

Trabajo para recuperar la dignidad

Carmen P. Flores
Carmen P. Flores
Directora de Pressdigital

Directora de PressDigital

Un año más, hoy, se celebra el Día Internacional del trabajo, inmersos como estamos en una crisis que algunos dicen que se está remontando. Si es así, los trabajadores aún no han visto que eso sea así. ¿Qué es lo que se pide en un día como hoy? TRABAJO. La declaración Universal de Derechos Humanos, en su artículo 23, dice que "toda persona tiene derecho al trabajo, a la libre elección de su trabajo, a condiciones equitativas y satisfactorias de trabajo y a la protección contra el desempleo.

Un año más, hoy, se celebra el Día Internacional del trabajo, inmersos como estamos en una crisis que algunos dicen que se está remontando. Si es así, los trabajadores aún no han visto que eso sea así. ¿Qué es lo que se pide en un día como hoy? TRABAJO. La declaración Universal de Derechos Humanos, en su artículo 23, dice que "toda persona tiene derecho al trabajo, a la libre elección de su trabajo, a condiciones equitativas y satisfactorias de trabajo y a la protección contra el desempleo. Toda persona tiene derecho, sin discriminación alguna, a igual salario por trabajo igual. Toda persona que trabaja tiene derecho a una remuneración equitativa y satisfactoria, que le asegure, así como a su familia, una existencia conforme a la dignidad humana y que será completada, en caso necesario, por cualesquiera otros medios de protección social.Toda persona tiene derecho a fundar sindicatos y a sindicarse para la defensa de sus intereses."

Muchas de estas cosas que se dicen están siendo vulneradas sistemáticamente por más de un empresario y por los gobiernos que son los encargados de velar para que esto no ocurra, pero ocurre, por desgracia. Los trabajdores no sólo han ido perdiendo derechos a lo largo de estos años de crisis, sino también su trabajo. Cuando esto ocurre, la desgracia entra en las casas, en la estabilidad de la familia en la dignidad de las personas. ¿Cuántos individuos, en estos años, no han perdido su dignidad? Miles...

La necesidad y la falta de trabajo hacen que esta esté por los suelos. Una persona debe tener siempre el nivel de la dignidad por encima del nivel del miedo. Llegados a este punto, donde la desesperación ha entrado en miles de hogares los gobiernos y la propia sociedad no pueden ser ajeno a todo estos, habrá que hacer algo, ¿no? El trabajo es el mayor de los antídotos para recuperar la dignidad. Estoy segura de que en este Primero de Mayo, la ciudadanía más que nunca, lo que pide es trabajo y dignidad, porque como decía José Ingenieros, "Y así como los pueblos sin dignidad son rebaños, los individuos sin ella son esclavos."

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil