sábado, 16 de diciembre de 2017 10:01
Opinión

Precariedad es explotación

Josep M. Álvarez
Josep M. Álvarez

Secretario general de UGT de Cataluña

Se acabó jugar al juego de los eufemismos. Si queremos afrontar verdaderamente la dura realidad no podemos endulzar los términos. Así sólo engañemos. Precariedad es explotación. Ya hace demasiado tiempo que los autónomos por obligación les decimos emprendedores, que el término flexibilidad horaria significa realmente jornadas de 10 horas y que contratación parcial significa que la mitad del salario el cobras en negro, si tienes la suerte de que te pagan.

Se acabó jugar al juego de los eufemismos. Si queremos afrontar verdaderamente la dura realidad no podemos endulzar los términos. Así sólo engañemos. Precariedad es explotación. Ya hace demasiado tiempo que los autónomos por obligación les decimos emprendedores, que el término flexibilidad horaria significa realmente jornadas de 10 horas y que contratación parcial significa que la mitad del salario el cobras en negro, si tienes la suerte de que te pagan. Como engaña el gobierno del Estado cuando intenta que los ciudadanos y las ciudadanas acepten que la crisis es cosa superada y que la previsión de crecimiento del PIB en España nos llevará a cifras notables de creación de empleo. Pero la EPA del primer trimestre nos ha vuelto a mostrar que los niveles de paro son insostenibles y la escasa ocupación que se genera es temporal y pésimamente remunerado.

Este es el verdadero éxito de la reforma laboral que impuso el PP. Un atentado directo al equilibrio entre empresario y trabajadores, básico para un funcionamiento razonable y adecuado de las relaciones laborales, y que ha permitido que la precariedad que yo llamo explotación instale en nuestro mercado de trabajo hasta convertirse -el en uno de sus rasgos más característicos. Por eso no valdrán reformas de la reforma: hay derogarla para construir de nuevo un sistema de relaciones laborales que asegure derechos, negociación colectiva y contratación de calidad en condiciones salariales dignas.

Más salario, contratación digna y protección social. Estas serán las principales reivindicaciones del Primero de Mayo de este año. No muy diferente a hace 125 años, cuando la UGT convocó en Barcelona la primera Fiesta del Trabajo. Entonces el modelo económico estaba basado en la explotación de la clase trabajadora. Ahora los trabajadores autónomos subcontratados por alguna de las subcontratas de Telefónica Movistar cobran 700 euros mensuales a cambio de jornadas de 10 horas diarias. Y como este caso hay de miles.

Esto es lo que queremos combatir y combatiremos las organizaciones sindicales. Haremos frente por mucho que la mayoría absoluta del PP pretenda hacernos callar con campañas de desprestigio mediático, con leyes 'mordaza' contra la libertad de manifestación o encausado cientos de sindicalistas por su participación en piquetes informativos. Pero no lo podemos hacer solos. Os esperamos el Primero de Mayo a las manifestaciones de Barcelona, Girona, Tarragona, Tàrrega y Tortosa.

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil