lunes, 11 de diciembre de 2017 20:04
Politica

EH Bildu plantea una comisión internacional que verifique el sellado y destrucción del arsenal de ETA

|

EH Bildu ha planteado la creación de una comisión internacional que se ocupe de verificar el sellado y destrucción de armamento de ETA, y propone un plan de excarcelación "condicional anticipada" para presos que "reconozcan" el daño causado y hagan una "apuesta firme por la paz".

EH Bildu ha dado a conocer este domingo en San Sebastián la denominada 'Euskal bidea' ('Vía vasca hacia la paz'), una propuesta para la resolución del "conflicto" que ha elaborado ante el "obstruccionismo" mostrado por los estados español y francés y que apuesta por la "unilateralidad".

La coalición soberanista considera son cuatro los ámbitos a abordar en lo relativo a las "consecuencias del conflicto político" como son "víctimas y memoria, política penal y penitenciaria y retorno de las personas huidas, desarme y desmilitarización". "Cada una de esas cuestiones necesita un tratamiento propio y concreto, aunque se deben tratar en su globalidad como hoja de ruta", tal y como han explicado Asun Fernández de Garaialde y Pello Urizar.

Una de las propuestas recogidas en este documento es "culminar a la mayor brevedad posible el proceso de sellado y verificado de los arsenales de ETA". Para ello, plantean la creación de una "comisión independiente de desarme" buscando el apoyo de personas expertas que hayan participado en dinámicas similares a nivel mundial, junto con la participación de organizaciones "facilitadores" internacionales.

Según el documento presentado, esta comisión "diseñaría y llevaría a hasta el final, en un tiempo prudencial, un proceso controlado, ordenado y consensuado que culmine con la destrucción de los arsenales de ETA".

En cuanto a víctimas y memoria, EH Bildu considera "imprescindible conocer la verdad sobre lo acontecido" y el objetivo es que "todas las víctimas reciban reconocimiento, reparación y garantía de no repetición, independientemente de cuál haya sido su victimario".

Por ello, proponen elaborar "una base de datos que incluya todas las vulneraciones de derechos humanos" y crear "una comisión de la verdad compartiendo los diferentes sufrimientos habidos y con el objetivo de cerrar heridas mutuas". Asimismo, se muestran partidarios de "promover una memoria colectiva, plural e integradora" y de la realización de "ejercicios críticos encaminados a reconocer todo el daño causado".

"NO ESTAR A LA ALTURA"

En su intervención, el presidente de Sortu y parlamentario de EH Bildu, Hasier Arraiz, ha reconocido que "no hemos estado siempre, ni mucho menos, a la altura de quienes más han sufrido. Creo que es de justicia decir que como sociedad, en un pasado no tan remoto, y por supuesto, a cada cual con diferente responsabilidad, nos faltó la sensibilidad necesaria ante el dolor de aquellos que más sufrieron las consecuencias de las diferentes violencias".

"No solo somos lo que hemos hecho, también somos lo que hacemos y lo que queremos hacer porque entonces no supimos hacerlo bien. Por eso, hoy EH Bildu reafirma su compromiso de reconocimiento, respeto y reparación hacia todas las víctimas de todas las violencias, hacia todas sin equiparaciones y hacia todas sin exclusiones", ha remarcado.

En el apartado de la política penal y penitenciaria, proponen, entre otras medidas poner en marcha un plan de "excarcelación condicional anticipada". Este programa requeriría por parte de los presos "mostrar su compromiso con el nuevo escenario abierto en Euskal Herria y renunciar a las vías violentas". Asimismo, deberá haber por parte de los reclusos "un reconocimiento del daño causado como consecuencia de sus actuación".

En ese sentido, Arraiz ha sostenido que "no hay normalidad política, ni en este país, ni en ningún otro del mundo, con 500 personas privadas de libertad por causas relacionadas con un conflicto político" y ha denunciado que el Estado español "retuerce sus leyes al máximo, hasta crear toda una legislación de excepción exclusivamente para someter al castigo más duro posible a los presos políticos vascos, con el objetivo de la venganza y de negar el propio origen político del conflicto".

A su entender, "la libertad de todas aquellas personas que fueron encarceladas a consecuencia del conflicto es una piedra angular en la construcción de la paz". De ese modo, ha señalado que EH Bildu, "en un ejercicio de responsabilidad política, no propone ese proceso de excarcelación como le gustaría que sucediese, sino como cree que es factible hacerlo en las actuales condiciones".

"El nuestro es un ejercicio de realismo y de pragmatismo para conseguir un objetivo avalado por la mayoría de la ciudadanía vasca. Es un camino que sabemos que no va a estar exento de esfuerzos, ni de dificultades, pero es un camino posible para traer a los presos vascas, primero, a Euskal Herria y, después, a casa", ha afirmado el dirigente abertzale.

El último apartado de la 'Vía vasca para la paz' aborda la desmilitarización. En este aspecto, considera necesario elaborar y consensuar un "plan para la retirada escalonada de las Fuerzas de Seguridad del Estado", que sea primero aprobado en los parlamentos vasco y navarro y se consensúe después con el Gobierno central.

CRITICAS AL ESTADO

Arraiz ha reiterado sus críticas al Estado español por su "irracionalidad" pese al abandono del uso de las armas anunciado por ETA en 2011 y ha insistido en que "nadie en la comunidad internacional puede comprender cómo se desperdician continuas oportunidades para construir un escenario de paz y convivencia democrática".

En su opinión, el Estado español "está empeñado en que la actual situación no avance y a algunos les encantaría que, incluso, retrocediera si esto fuera posible". Por eso, ha asegurado que EH Bildu "desde la responsabilidad política hacia el conjunto de la ciudadanía de su país, se mueve, y por eso mismo, no vamos a dejar de movernos".

"Continuaremos dando pasos por la paz y la democracia en Euskal Herria, sin anclarnos en ninguna posición, acercándonos a otros, para que este proceso, aunque no avance a la velocidad que quisiéramos, no se detenga nunca y sin depender de la actitud del Estado español, pueda cada vez avanzar más rápido", ha manifestado.

Finalmente, Hasier Arraiz ha insistido en que esta una oferta política "en su sencillez contiene un objetivo gigantesco: la construcción de la paz y la convivencia democrática entre los ciudadanos de Euskal Herria. Porque somos las más interesados en convivir en paz y democracia en nuestro propio País", ha concluido.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil