domingo, 20 de agosto de 2017 17:32
Sociedad

El jefe de los 'yihadistas' de Barcelona quiso atentar en una librería judía de Barcelona

|

El presunto jefe de la célula 'yihadista' desarticulada el miércoles en Barcelona, Antonio Sáez Martínez 'Alí el peluquero', quiso cometer un atentado contra una librería judía de la capital catalana junto a un cliente de ideología neonazi llamado Diego Frías.

Así consta en un auto del juez de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz, que decreta el ingreso en prisión de ambos junto a otros cinco arrestados por un delito de integración o colaboración en organización terrorista y deja en libertad con medidas cautelares a otros tres; en cuanto al menor de 17 años, ingresará en un centro de menores seis meses.

Según un testigo protegido, la célula, llamada Fraternidad Islámica para la Fraternidad de la Yihad, tenía la intención de "perpetrar un atentado en territorio español": para eso, 'Alí el peluquero' contactó con Frías, "una persona con capacidad de conseguir armas y materiales explosivos" y que "odia a los judíos", para "poner una bomba en una librería de nombre 'La Piedra' o algo similar".

En concreto, el juez atribuye los delitos de integración en organización terrorista y tenencia y depósito de armas y explosivos a Antonio Sáez Martínez, 'Alí el Peluquero'; Lahcen Zamzani, Rida Hazem, Said Touay, Gonzalo Cabezas Núñez, Jacob Orellana Casado. A todos ellos les envía a prisión por formar parte de un grupo "afín ideológicamente al Estado Islámico" y "vinculada al Movimiento Yihadista Global".

También imputa un delito de colaboración al neonazi Diego José Frías Álvarez y deja en libertad provisional con medidas cautelares a Laila El Hamdouni, Youness El Gharbi y David Franco Portolés. Los tres tendrán que comparecer en el juzgado más próximo a su domicilio todas las semanas, facilitar un domicilio en España, de donde no podrán salir, y entregar al pasaporte.

"ATACAR A LOS PECES GORDOS"

La investigación también ha determinado, a partir del testimonio de varios testigos protegidos infiltrados en la red, que Jacob Orellana mostró en varias reuniones su apoyo a los atentados terroristas y sugirió "atacar a los peces gordos", en referencia a "políticos y ataques a estamentos oficiales como el Parlament de Cataluña".

'Alí el peluquero' también propuso en una reunión atentar contra la Cámara catalana utilizando una furgoneta en la que los 'yihadistas' se pudieran camuflar con "armas largas y granadas de mano". Además, planteó cometer acciones violentas contra "sinagogas o locales regentados por judíos y Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado", así como "la posibilidad de fabricar artefactos explosivos caseros mediante la mezcla y manipulación de diferentes productos químicos de adquisición legal".

El auto también recoge que el miembro de la célula Gonzalo Cabezas realizaba desplazamientos por Barcelona para "fotografiar posibles objetivos terroristas". El 29 de marzo de 2015 se acercó a la montaña de Montjuïc, donde se estaba celebrando la Volta a Catalunya, y pasó por el Estadio Olímpico, las piscinas Bernat Picornell y el aparta-hotel 'BCN Montjüic AH', ante el que "estuvo parado un buen rato", según el juez. En su domicilio, además, se incautó un fragmento del libro 'La nueva Yahiliya y el nuevo despertar islámico', en el que aparece tachada la palabra "ejecutado" y modificada por "asesinado".

DOS SECUESTROS Y FOTOS DE UN HOTEL

Los detenidos, según fuentes de la Fiscalía de la Audiencia Nacional, también planeaban también el secuestro de una persona para grabar su degollamiento tras vestirla con un mono naranja, al modo de las acciones terroristas realizadas por el Estado Islámico.

El juez, sin embargo, no cita estos planes en su resolución, que aparecen en las conversaciones de 'Alí el peluquero' reflejadas en las actas policiales que obran en la causa. El detenido no ha sido preguntado por este extremo por la Fiscalía porque se ha negado a declarar.

El auto también refleja los planes del líder de la célula para "secuestrar a la directora de una sucursal del Banco Sabadell" al objeto de lograr financiación. Este plan se verbalizó durante una reunión de corte 'yihadista' celebrada en su peluquería, llamada 'La Románica' y situada en la localidad barcelonesa de Barberà del Vallès.

Además, al miembro de la célula Said Touay, que estaba dispuesto a viajar a Siria para luchar con el Estado Islámico, se le incautaron en el móvil fotografías sobre posibles objetivos. En concreto, guardaba diez fotografías del Hotel Catalonia Barcelona Plaza, situado en la plaza de España; dos de la comisaría de los Mossos d'Esquadra situada en este mismo enclave; otras dos del Servei Català de Trànsit y una del centro comercial Les Arenes.

"MORIR EN NOMBRE DE ALÁ, UN PELLIZQUITO"

En una conversación con Taofiq Mouhouch que se le grabó el 3 de noviembre de 2014, Orellana se refirió a la "muerte por causa de Alá" asegurando que "no causaba sufrimiento, apenas el equivalente a un pellizco o a una picadura de abeja". También dijo a su interlocutor que "Alá tenía reservadas grandes cosas a ambos". "Sabes que morir en nombre de Alá no duele, que es como un pellizquito", añadía.

En su domicilio se incautaron 25 sacos vacíos de diversos componentes químicos y uno que contenía un material amarillo similar al azufre. Según un informe de los Tedax, se trataría de "material susceptible de ser utilizado como elemento necesario para elaborar artefactos explosivos, a la espera de informe técnico definitivo". También disponía de una bolsa de plástico transparente con nitrato amónico.

VÍDEOS DE ATENTADOS Y CANCIONES

En los encuentros 'yihadistas', organizados por 'Alí el peluquero' o por Taofiq Mouhouch -detenido en Bulgaria cuando viajaba a Siria en compañía de Kayke Luan Ribeiro Guimaraes y Mohamed Gharb-, se visionaban vídeos de acciones violentas, ejecuciones y discursos del jeque radical egipcio Al Hubeini y canciones del Estado Islámico.

El grupo, sabedor de que "la policía estaba tras sus pasos", utilizaba tarjetas telefónicas "seguras" como medida de precaución. Cabezas, por ejemplo, tenía al menos dos de estas tarjetas que utilizaba "para llamar a ciertos números". En una ocasión su novia utilizó una de ellas, lo que la inutilizó al haber quedado "contaminada".

Además, el juez considera que Lahcem Zamzami ayudó al presunto 'yihadista' Abdellatif Chahmout a viajar a Dusseldorf (Alemania) "sabiendo que se trataba de un destino puente para llegar a Siria"; mientras que Rida Hazem colaboró en labores de adoctrinamiento.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil