jueves, 24 de agosto de 2017 10:50
Sociedad

La exgerente del PSC asegura que "nunca" pagó la grabación de La Camarga a Método 3

|

La exgerente del PSC, Lluïsa Bruguer, ha asegurado este viernes que "nunca" tuvo nada que ver con la grabación en el restaurante La Camarga del almuerzo de julio de 2010 entre la líder del PP catalán, Alícia Sánchez-Camacho, y Victoria Álvarez, exnovia de Jordi Pujol Ferrusola.

En su comparecencia en la comisión de investigación del fraude y la corrupción política en el Parlament, ha asegurado que, cuando estalló el caso de presunto espionaje político, buscó en el partido facturas de la empresa de detectives y no encontró "ninguna".

Bruguer ha expuesto que el partido sí contrató a dos empresas del mismo "grupo" que Método 3, pero nunca para grabar a Camacho y Álvarez, sino por cuestiones vinculadas con la seguridad del partido en su sede y en la Diputación de Barcelona.

Según Bruguer, se pagaron casi 60.000 euros a una empresa de seguridad para hacer un barrido en la sede e implementar un nuevo plan de seguridad, y 2.000 euros a otra para un barrido en la Diputación, donde sí se encontró un "micrófono".

Algunos grupos le han preguntado si estos dos trabajos era en realidad una forma de "camuflar" encargos a Método 3 para grabar a otros partidos, pero ella lo ha negado y ha insistido en que nunca encontró una factura de esta empresa de detectives.

Según Bruguer, hubiera sido "imposible" que, como gerente del PSC, se hubiera hecho un encargo a Método 3 que se hubiera facturado al PSC sin que ella estuviera al tanto.

Sobre la supuesta factura que se pagó por la grabación de La Camarga, de 1.750 euros -según un informe policial-, Bruguer ha sentenciado: "Esta factura no se ha pagado desde el PSC, si es que hay alguna".

ELISENDA VILLENA

La exgerente ha admitido que tiene una amistad de más de 20 años con la exdetective de Método 3 Elisenda Villena, y ha explicado que en todo momento supo que era detective, pero no que trabajaba para esta empresa.

Respecto a un supuesto correo entre ella y la detective -la que señala como su interlocutora- en el que hablan de una factura pendiente, presuntamente la de la grabación, ha indicado: "Creo que este correo es un error. No me consta que contestara a este correo y no tenía constancia de ninguna factura pendiente y ningún encargo por facturar".

Bruguer ha lamentado que la policía le incautara su ordenador durante la investigación del caso: "Me parece una acción desproporcionada que vengan a buscar el ordenador de la gerente del PSC".

A preguntas del PSC, ha explicado que dejó la gerencia del partido el 31 de enero de 2014 porque no fue capaz de "adaptarse a los nuevos criterios de gestión de la nueva ejecutiva", descartando así que dejar el partido tuviera ninguna relación con La Camarga.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil