sábado, 19 de agosto de 2017 18:50
Politica

Sánchez-Camacho dice que la grabación fue ilegal y acusa a los partidos de querer desprestigiarla

|

La presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, ha defendido este viernes que la grabación de su almuerzo con la exnovia de Jordi Pujol Ferrusola Victoria Álvarez fue "ilegal", y ha acusado a los partidos de querer desprestigiarla.

En su intervención inicial ante la comisión parlamentaria del fraude, la evasión fiscal y la corrupción, ha remarcado que la grabación se hizo sin su consentimiento, y ha recordado que en la trama de presunto espionaje hubo otros "espiados", como la vicepresidenta de la Generalitat, Joana Ortega; el expresidente catalán José Montilla, y el conseller Felip Puig.

Ha esgrimido que la prueba de que la conversación fue grabada ilegalmente está en que la agencia de detectives Método 3 respondió a su demanda con un "allanamiento civil total" en el que reconocía que la grabación fue ilícita.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil