jueves, 14 de diciembre de 2017 23:28
Sociedad

Examinadores de Tráfico piden que el carné B no sirva para motos

|

La pasada Semana Santa un total de 33 personas fallecieron en las carreteras españolas. De éstas 12 eran motoristas, lo que supone un pocentaje mucho mayor que el registrado en años anteriores.

Esta cifra ha servido para reabrir el debate sobre el colectivo motorista y en concreto, se cuestiona que un conductor con tres años de experiencia de carné B pueda llevar motos de hasta 125cc de cilindrada. De hecho, hace unos meses, este tema se abordó en el XXI Fórum de Barcelona de seguridad vial, donde el teniente de alcalde de Movilidad de esta ciudad, Joaquin Forn, solicitó a la DGT la revisión de esta normativa.

El motivo no es otro que el elevado número de motociclistas sin formación específica para las dos ruedas que están siendo víctimas de accidentes en los últimos años. Y, en concreto, Barcelona hbía registrado hasta entonces 15 fallecidos, de los que un 45% eran conductores que habían obtenido el permiso a través del carné B.

Ahora, ha sido la asociación del colectivo de examinadores de Tráfico -Asextra- la que ha alzado la voz para reclamar cambios y ha emitido un comunicado en el que califican la actual normativa como un "inmenso error". "La evaluación forma parte de la formación y sin formación no debería acceder nadie a las vías públicas con un vehículo, del tipo que sea", critican. A su juicio, se permite circular a estos motoristas "sin que se acredite que sepan pilotar una moto, incluso que ni siquiera se hayan montado en una alguna vez".

Por su parte, aunque la DGT mantiene la cautela al respecto, la directora María Seguí confirmó en el citado encuentro sobre seguridad vial de Barcelona que Tráfico evaluará los riesgos de las personas que adquieren el permiso para conducir motos a través del carné B, para conocer cuánta mortalidad "está ligada a la impericia de ese conductor, por su falta de formación".

Seguí señaló que están estudiando los datos y que en cuanto tengan un informe lo "comunicarán", pero que de momento la DGT no tiene posición al respecto y va a mantener la legislación en vigor. "Se trata de evaluar en qué medida la decisión ha tenido un impacto positivo o negativo para la población, y, de ser negativo, imponer las medidas correctoras necesarias", concluyó.

LOS MOTORISTAS PIDEN CURSOS DE FORMACIÓN

Los principales afectados, los motoristas, critican el "oportunismo" de sacar en estos momentos el debate, con las muertes de Semana Santa todavía recientes. "Son accidentes de carretera, seguramente la mayoría con motos de mayor cilindrada", explica el presidente de la Asociación Mutua Motera (AMM), Juan Manuel Reyes.

Además, el responsable de Seguridad Vial de este organismo, Juan Carlos Toribio, recuerda que en las reuniones del grupo de trabajo denominado GT-52, creado en 2007 para analizar la accidentalidad de los motoristas, ya plantearon soluciones a este escenario.

"Propusimos introducir programas específicos para motos en la formación de los conductores de coche, o cursos complementarios de formación, como ya se está haciendo con algunos remolques", señala. Sin embargo, recibieron una respuesta negativa por parte del Gobierno. En este sentido, Toribio lo tiene claro: "Si mi madre coge ahora una moto, por mucho que tenga el carnet de coche, se estampa al momento", ejemplifica, y destaca que en muchos aspectos la conducción de un coche y una moto no solo es distinta, "a veces es opuesta".

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil