jueves, 17 de agosto de 2017 01:33
Opinión

El mando a distancia

Agustín Rodríguez Mas
Agustín Rodríguez Mas
Dirección de comunicación y Relaciones Institucionales

He leído recientemente en un periódico que el control del mando a distancia provoca una de cada cuatro peleas en casa. Y debe ser cierto a tenor de los datos. Según la encuesta en cuestión el 46% de los españolitos dice que el mando a distancia de la tele es el detonante de cada una de cuatro broncas caseras. Y no lo entiendo. ¿Cómo nos podemos pelear por el mando a distancia cuando la programación televisiva invita a desconectar el dichoso aparato?

He leído recientemente en un periódico que el control del mando a distancia provoca una de cada cuatro peleas en casa. Y debe ser cierto a tenor de los datos. Según la encuesta en cuestión el 46% de los españolitos dice que el mando a distancia de la tele es el detonante de cada una de cuatro broncas caseras. Y no lo entiendo. ¿Cómo nos podemos pelear por el mando a distancia cuando la programación televisiva invita a desconectar el dichoso aparato?

Podría entender que se produzcan peleas por que el último en ir al baño no ha colocado un nuevo rollo de papel; o que después de una ducha no se limpien los restos de jabón y otros materiales que quedan en el recinto, por poner dos ejemplos.

La convivencia siempre tiene puntos de fricción entre parejas o bien entre parejas e hijos. Por ejemplo; nos podemos pelear por quién recoge los platos de la mesa tras la cena, quién prepara el café, quién se ha dejado la cama sin hacer, a quién le toca tender la ropa, quién se ha olvidado de poner otra botella de leche en el frigorífico..... Puestos a discutir lo podemos hacer por quién tiende la última colada, quién se ha dejado los calcetines sin meter en la lavadora o a quién le toca bajar la bolsa de basura al contenedor.

En un alarde de originalidad podemos discutir sobre quién debe lavar el coche este fin de semana o qué restaurante elegimos (si podemos pagarlo, que de eso les hablaré otro día) para ir el sábado con los amigos. La raza humana somos especialistas en complicarnos la vida sin necesidad de ello. Será cierto pues el principio 10/90 que últimamente circula por internet y que sostiene que el 10% de la vida está relacionado con lo que nos pasa y el 90% restante está relacionado con la forma en cómo reaccionamos. No tenemos control sobre el 10% de lo que nos sucede. Por ser más explícito: no tenemos control sobre una posible avería en el coche, o sobre que un aparcamiento esté lleno cuando lo necesitamos. Lo que nos condiciona es nuestra manera de reaccionar.

Así pues lo más fácil es ceder el control del mando a distancia y retirarnos a disfrutar de una buena lectura, o de lo que nos apetezca. Así estaremos controlando nuestra reacción y nuestra vida y no acabaremos comprando otra tele.

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil