sábado, 19 de agosto de 2017 14:50
Politica

La exmujer de Aguilar: "Juan es un narciso, sin empatía"

|

Tras las acusasiones por malos tratos físicos y psicológicos que recibió ayer eleurodiputado socialista y exministro Juan Fernando López de Aguilar, los medios de comunicación esperaban impacientes por las primeras declaraciones de Natalia de la Nuez, su ex mujer, que si bien no es una persona pública, sí quiso aclarar varias cuestiones tras enterarse del comunicado de su exmarido, donde afirma que los hechos son falsos y sólo pretenden destruirlo, tras un "doloroso" proceso de divorcio en el que no ha encontrado la colaboración de su excónyuge.

"No soy una despechada, ni actúo por venganza. Todo esto se ha desarrollado por casualidad a raíz de un incidente doméstico, y sale a la luz porque los vecinos cuentan una serie de cosas, la juez es sensible y considera que han de ser investigadas y como es aforado lo remite al Supremo", ha explicado en unas declaraciones recogidas por La Nueva España.

"Los vecinos dicen lo que dicen y nadie les obliga a mentir. Yo no sabía que nos oían y me he avergonzado cuando la juez me ha contado que han escuchado frases como: gorda, foca, no vales para nada, a mí me gustan las mujeres con más tetas, y preguntó si yo las había oído y como estaba bajo juramento dije que sí", ha expuesto. La magistrada también le preguntó si era verdad lo que decían sus vecinos sobre que ha habido situaciones "en las que se oyen golpes y agresiones físicas y ella dijo que "sí". Pero, según aclaró ella misma, no tuvo "nunca intención denunciar" y en su declaración le insistió a la juez de Violencia de Género que " nunca, nunca, le voy a poner una demanda", ni antes ni ahora.

Si no hubieran ocurrido los dos conatos de incendio en su domicilio, que provocaron que vinieran los bomberos, no se habrían desvelado los presuntos malos tratos, porque lo único que ella quería es que el proceso de divorcio "se acabara lo antes posible" para rehacer su vida junto a sus dos hijos menores. Según cuenta en dos ocasiones, se dejó una sartén con aceite sobre la vitrocerámica y se quedó dormida. En la primera de ellas estaba sola y en la segunda con los dos menores. En este último caso, los bomberos tuvieron que forzar la puerta y hallaron a los tres durmiendo en la habitación. "Fue un accidente doméstico sin ninguna trascendencia", ha recalcado, "pero vinieron la policía y los bomberos, lo que hace que se ponga en marcha un protocolo, lo que se llaman pesquisas vecinales, y consiste en ir puerta por puerta a preguntarles a los vecinos qué clase de madre soy, porque puedo ser una loca o una pirómana". Entonces, fortuitamente les contaron "todos en la misma línea, que no puede ser lo que ese hombre le está haciendo a esa mujer, que han oído gritos, palabras, gestos".

No obstante, ha asegurado que no actua por venganza e incluso ha expuesto que su exmarido es un político muy "valioso, le ha costado llegar a los sitios, se ha encontrado con muchas limitaciones, con gente muy mezquina, con gente que, como él dice, no le llega ni a la suela del zapato, y no es justo que su vida se vea truncada o estropeada por una situación de éstas", manifiesta la propia Natalia de la Nuez. "Es el mejor político de este país, como persona dedicada al servicio público; es muy brillante en el terreno profesional y académico, pero en el emocional ha patinado y no ha sabido gestionar su vida".

En este sentido, ha matizado que ella es una persona que "perdona todo" y piensa que "la violencia o lo que hace que el otro haga infeliz, insulte, o haga vejaciones, demuestra que tiene un grandísimo problema". "El error gravísimo que he cometido es estar al lado de Juan consintiéndole casi todo", ha apostillado.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil