miércoles, 23 de agosto de 2017 08:26
Opinión

La Generalitat ya debe más de 300 Millones de euros en BCN

Javier Mulleras
Javier Mulleras

El último Pleno Municipal de este mandato en Barcelona ha aprobado por mayoría una proposición política donde se constata que la deuda real de la Generalitat con el Ayuntamiento de Barcelona es de más de 300 millones de euros, y se censura la actitud del alcalde Trias con la Generalitat de Artur Mas, que ha confundido la "lealtad institucional" con la "sumisión institucional".

El último Pleno Municipal de este mandato en Barcelona ha aprobado por mayoría una proposición política donde se constata que la deuda real de la Generalitat con el Ayuntamiento de Barcelona es de más de 300 millones de euros, y se censura la actitud del alcalde Trias con la Generalitat de Artur Mas, que ha confundido la "lealtad institucional" con la "sumisión institucional".

La realidad es que el alcalde Trias ha multiplicado la deuda de la Generalitat con Barcelona durante su mandato, y ha tratado de ocultarlo a la opinión pública, condonando deuda y aplicando dudosas operaciones de ingeniería financiera que no son propias de la transparencia obligada de una administración pública cómo es el Ayuntamiento de Barcelona.

Entre los 300 millones de euros de deuda que Artur Mas ha acumulado durante el mandato Trias nos encontramos 25 millones de euros que el Ayuntamiento dejó a la Generalitat por la operación de SPANAIR, que no han devuelto, o, por ejemplo, la parte que la Generalitat todavía nos debe de por la construcción del edificio DHUB de la Plaza de las Glorias, que costó 102 millones de euros.

Además, la Generalitat acumula deuda para no pagar servicios que el Ayuntamiento de Barcelona tiene que avanzar, como las inversiones de la Ley de Barrios, las guarderías, las bibliotecas y otros servicios sociales, como la atención a los discapacitados.

La situación de la deuda de la Generalitat con el Ayuntamiento pone de manifiesto la morosidad absoluta de Artur Mas con Barcelona y la plena renuncia de Trias a defender los intereses de la ciudad, tal como ha denunciado en reiteradas ocasiones el líder del Grupo Popular, Alberto Fernández.

Si no tuviéramos esta deuda, podríamos prestar más y mejores servicios a los barceloneses, educativos, sociales y de ayudas a la creación de ocupación, disminuyendo la presión fiscal municipal o haciendo más inversiones en los los barrios. Por eso, esta deuda es un claro ejemplo de como el alcalde Trias ha abandonado la defensa de los intereses de Barcelona y de los barceloneses, poniendo el Ayuntamiento de Barcelona al servicio de la Generalitat de Artur Mas.

Curiosamente, la gran mayoría de la deuda que de forma real se ha cobrado ha sido gracias al FLA (Fondo de Liquidez Autonómica) estatal. El 76% de lo que Barcelona ha cobrado el 2014 ha sido gracias al FLA (64 millones de euros de los 85 millones de euros cobrados en total durante el año pasado). El Independentismo de Trias y Mas, queda arrinconado cuando se trata de cobrar, puesto que, si no fuera por el Gobierno de España, el pozo sin fondo de la deuda de la Generalitat se habría multiplicado por mucho más que el que tenemos actualmente.

El Gobierno Municipal del Alcalde Trias no ha solucionado el problema político y económico que supone la deuda de la Generalitat con Barcelona, confundiendo la 'lealtad institucional' con la sumisión.

Como ya ha pedido en muchas ocasiones Alberto Fernández, Barcelona necesita un alcalde que crea en la ciudad y la defienda, y no que la utilice como un instrumento al servicio de las finanzas y del independentismo de la Generalitat de Artur Mas.

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil