lunes, 18 de diciembre de 2017 15:53
Sociedad

El director de la OAC defiende a su número 2 y solo la cesaría si hay pruebas de que es corrupta

|

El director de la Oficina Antifraude de Catalunya (OAC), Daniel de Alfonso, ha defendido este miércoles a su adjunta, Maite Masià, y ha subrayado que sólo la cesaría "el mismo día" en el caso de disponer de pruebas de que ha incurrido o está relacionada con un caso de corrupción.

Así se ha pronunciado en su comparecencia ante la Comisión de Asuntos Institucionales del Parlament después de que todos los grupos, salvo PSC y CiU, hayan cuestionado el nombramiento de Masià, exdirectora del Institut Català de l'Energia (Iaec) y cuyo nombre aparece en las grabaciones telefónicas de Sergi Alsina por la trama de las ITV.

Ante las críticas de Gemma Calvet, ERC, de que el nombramiento no respeta los criterios de designación porque la ley establece que no puede estar ni haber estado en cargos públicos, De Alfonso lo ha negado al asegurar que solo sería incompatible si ejerciera actualmente alguna de estas responsabilidades en la administración.

Además de recordar que el anterior presidente de la OAC nombró a Masià como jefa del área de universidades, ha explicado que ella y dos personas más le pidieron la posibilidad de ser directores adjuntos, una tema que trasladó al conseller de Justícia, Germà Gordó, pese a que "no propuso ninguna".

De las tres personas, ha precisado, una se descartó y otra dejó la Oficina Antifraude, por lo que quedó solo el currículum de Masià y fue la propuesta de nombre que hizo al Parlament.

NIEGA PRESIONES

"A mi me corresponde proponer, el nombramiento les corresponde a ustedes. Lo que me extraña es que no la llamaran a comparecer antes de ser nombrada, así que se aprobó y ya está", ha resaltado, descartando así que recibiera sugerencias o presiones para su designación en respuesta al diputado de ICV-EUiA David Companyon.

"Si se le pasa por la cabeza esta posibilidad, le digo que nos vemos en los tribunales. Esto excede de su ámbito. No le consiento que piense que he cometido un delito de prevaricación o soborno", ha exclamado, y ha aprovechado para constatar que no ha militado en ningún partido y que tampoco quiere hacerlo en el futuro.

Ha dejado claro que cesaría a Masià si tuviera pruebas de que está vinculada o ha colaborado en algún caso de corrupción: "No esperaría al día siguiente. La misma tarde le haría saber que ya no forma parte de la OAC".

"TRANQUILO" CON MASIÀ

De Alfonso, que ha hablado con la directora adjunta, ha declarado estar tranquilo y ha asegurado que ella también tienen que estarlo porque "no hay nada", y ha recordado a los grupos que no está imputada, además de reprocharles que siembren sombras de duda sobre su número dos.

Desde el PP, Fernando Sánchez le ha advertido de que la designación de Masià no ayuda a confiar en el papel que debe jugar la OAC, y Carina Mejías, C's, no ve justificación alguna en el nombramiento y le parece que "es alguien que se ha colocado para que determinados casos de corrupción que puedan afectar al Govern de CiU se intenten silenciar".

Lluís Corominas, de CiU, ha afeado a los grupos que hayan protagonizado una "comisión de control" a De Alfonso en vez de centrarse en el orden del día previsto, en el que el director de la OAC debía explicar los criterios y procedimientos de tramitación de las denuncias presentadas a la entidad, algo que sí ha hecho el diputado del PSC Maurici Lucena.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil