viernes, 20 de octubre de 2017 19:52
Opinión

Elecciones en Andalucía

Benet Maimí
Benet Maimí

Secretari d'organització d'Unió Democràtica de Catalunya

El domingo por la noche, con un ojo puesto en el clásico del fútbol, se conocían los resultados de las elecciones en Andalucía, unos resultados sorprendentes que ponen en evidencia, una vez más, el caso relativo que hay que hacer a las muchas encuestas de los diferentes medios públicos o privados.

El domingo por la noche, con un ojo puesto en el clásico del fútbol, se conocían los resultados de las elecciones en Andalucía, unos resultados sorprendentes que ponen en evidencia, una vez más, el caso relativo que hay que hacer a las muchas encuestas de los diferentes medios públicos o privados.

¿Por qué digo sorprendentes? No me esperaba en ningún caso el resultado del PSOE andaluz. Es una victoria rotunda que no acabo de entender. Recordemos que en esta comunidad hace, ni más ni menos, treinta años que gobierna el partido socialista. Es una comunidad castigada duramente por la crisis y donde el índice de desempleo sigue siendo uno de los más elevados de España y de Europa. Asimismo el gobierno andaluz se ha visto salpicado por uno de los escándalos de corrupción más importantes de las últimas décadas en España y, en lo que parece deducirse de los resultados, esto no le ha pasado factura. Parece, pues, que ni el desgaste de gobernar ni la crisis o los casos de corrupción política han hecho tambalear los cimientos de un PSOE, tocado en España, pero no en esta comunidad.

No entiendo esta hegemonía del PSOE andaluz. No entiendo como, con la que ha caído, allí no se haya movido prácticamente nada. Es evidente que cuesta cambiar las dinámicas electorales en Andalucía. El "modus vivendi" establecido goza de buena comodidad. Parece que el clientelismo ha ganado.

Otro elemento destacable son dos batacazos. La primera, la del PP. Era previsible, al menos en mi opinión. Ha sufrido el desgaste de gobernar en España y de hacerlo de manera demasiado pedante y con una suficiencia autoritaria que no le ayuda. Están quedando como los caducos de esta historia. El PP hace demasiado feos al diálogo y le gusta demasiado gobernar desde la autoridad. Además, ha visto que atacar Cataluña no le ha ayudado ni le ha aportado ningún voto. La travesía de las municipales hasta las generales se le puede hacer muy pesada. Cabe decir que lo han buscado. La otra batacazo es la de UPyD. A Rosa Díez le ha fallado la estrategia. No pactar con Ciudadanos le ha llevado a una derrota con mayúsculas.

Finalmente, una última reflexión. El bipartidismo en España baja, pero no tanto como pensábamos todos. Cierto es que Podemos y Ciudadanos irrumpen con una fuerza moderada, pero ni mucho menos como la gente o ellos mismos esperaban.

Habrá que seguir con atención el post elecciones andaluzas. Intuyo, sobre todo, cambios en el PP. Van hacia aquel precipicio que tantas veces he enmendado en mi blog personal.

Por último, ahora sí, dejadme felicitar a toda la culerada. Gran y trabajada victoria. Visca el Barça!

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil