domingo, 17 de diciembre de 2017 22:40
Opinión

¿Se ha quitado la venda la señora de la balanza?

Manuel Fernando González
Manuel Fernando González

A Coruña, 1952

Anda el Juez Pablo Ruz muy activo, soltando imputaciones a diestro y siniestro, porque se le acaba el tiempo para el cargo que se le encomendó interinamente ya que según los que saben de estas cosas, se tendrá que ir entre el día 6 y el 10 del próximo mes de Abril.

Anda el Juez Pablo Ruz muy activo, soltando imputaciones a diestro y siniestro, porque se le acaba el tiempo para el cargo que se le encomendó interinamente ya que según los que saben de estas cosas, se tendrá que ir entre el día 6 y el 10 del próximo mes de Abril. No es que me parezca mal, sino simplemente indecente, ya que coloca a todo el sistema al pie de los caballos de la opinión pública, que piensa lógicamente, que obrando así, la agilidad judicial guarda relación directa con el interés personal que tengan los magistrados en currar lo que haga falta para poder cerrar antes los casos que se le acumulan sobre la mesa de su Juzgado. Algo que no es cierto, salvo en la persona del Juez Ruz que es una excepción a la regla, vaya Vd. a saber por qué. Y entonces me pregunto: ¿Es que acaso su sucesor no puede continuar con la instrucción?

Y por si fuera poco el mosqueo que produce esta cadencia procesal, con acelerón incluido, concurre en el hecho el agravante de sospechosa coincidencia con el tempus informativo en el que se cierran las imputaciones. Por ejemplo. Gana el Barça al Madrid y pone pie y medio en la consecución de la liga y al día siguiente, el Fiscal que pide las penas en compañía de este juez estrella, se salta la lógica y pide pena de cárcel para el Presidente Bartomeu y el Ex Presidente Rosell que ya no saben que pensar de tanta agilidad judicial y sobre todo, del hecho de que, quieran o no, están en manos de un socio del Real Madrid, por el fichaje de un jugador que también quería Florentino Pérez y que hizo todo lo posible para que le aceptaran cualquier cantidad que deseara el padre de Neymar y el Santos Brasileño con tal de fastidiarle el negocio a los azulgranas. No le salió la jugada y ahora Ruz decidirá cerrar la imputación colocándole un "marrón" de primer nivel a los directivos blaugranas pese al horror legal que produce en los medios judiciales y en toda la abogacía la instrucción llevada a cabo. Otro ejemplo: Elecciones andaluzas, batacazo del PP, y al día siguiente, al Juez Ruz se le ocurre anunciar que sí, que era verdad lo de la caja B del partido de la calle Génova y que han de sentarse en el banquillo los ex tesoreros y seis personas más por los supuestos manejos en la sede del partido que gobierna. ¡Qué casualidad!

Ni antes, ni después, sino cuando conviene a su Señoría. ¿Justicia? ¿Pena mediática añadida? Sinceramente, cuando veo que un Magistrado, ¡loada sea su independencia! hace estas cosas, me pregunto si la señora de la espada y la balanza no se habrá quitado ya la venda de los ojos incumpliendo así uno de sus más sagrados principios, mientras los acusados se preguntan completamente indefensos, que se ha hecho de lo que debiera ser su derecho a la llamada presunción de inocencia.

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil