jueves, 19 de octubre de 2017 23:55
Politica

El Síndic de Comptes pide no fiscalizar ciertas entidades que ya auditan otros

|

El Síndic mayor de la Sindicatura de Cuentas de Catalunya, Jaume Amat, ha pedido modificar la ley catalana de finanzas públicas para "optimizar los recursos" de su ente al fiscalizar la gestión pública, y esto pasaría por dejar de fiscalizar ciertas entidades que ya auditan otros.

En una intervención este jueves ante el pleno del Parlament, ha esgrimido que la Sindicatura dedica "más de la mitad" de sus recursos a fiscalizar una treintena de entidades incluidas en las cuentas de la Generalitat cuyo presupuesto supera los 150 millones de euros, cuando son entidades ya controladas anualmente por auditoras privadas y, en muchos casos, por la Intervención General de la Generalitat. Así, hay una duplicidad y hasta triplicidad evitable: "Estas medidas permitirían aumentar el rendimiento de los recursos destinados a la fiscalización de la gestión pública".

Entre estas entidades hay empresas públicas como Infraestructuras.cat --antigua Gisa--, Institut Català de Finances (ICF), Agència Catalana de l'Aigua (ACA), Infraestructures Ferroviàries de Catalunya (Ifercat), y también los hospitales y las universidades con un volumen presupuestario mayor.

CUENTA GENERAL 2012

Amat, que ha presentado en el Parlament el informe anual sobre la Cuenta General de la Generalitat 2012, también ha pedido regular "la presentación de una cuenta consolidada de todo el sector público de Catalunya". Ha reclamado además actualizar el plan de contabilidad pública de la Generalitat, ya que el actual se aprobó en 1996 y no ha sido revisado: "Continúa pendiente la adaptación".

La Sindicatura sostiene que la Cuenta General 2012 se ha presentado "de acuerdo con los principios y normas contables y presupuestarias" y la actividad financiera se ajusta al principio de legalidad, pero aun así formula 37 observaciones generales para que la Generalitat las tenga en cuenta. El Síndic ha destacado que parte de las observaciones son "parecidas o iguales" a las de informes anteriores, lo que significa que no se han corregido y que no se han aplicado las recomendaciones que el ente hizo en ejercicios anteriores.

"DELICADA SITUACIÓN"

El informe destaca "la delicada situación financiera de la Generalitat a 31 de diciembre de 2012" a partir de estos parámetros: la necesidad de financiación; el remanente de tesorería y los fondos propios negativos; la elevada deuda financiera, y la carga que provocan los compromisos de gasto con cargo a ejercicios futuros.

El informe de la Cuenta General constata que la Generalitat vio cómo la deuda viva consolidada crecía de los 35.543 millones de euros (2011) a los 42.311; la deuda a largo plazo pasó de 24.972 a 35.864; y el endeudamiento a corto plazo bajó de 10.571 a 6.447.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil