sábado, 21 de octubre de 2017 10:35
Politica

Jornada de silencio en la Comisión contra el Fraude del Parlament

|

Tanto el asesor fiscal del expresidente de la Generalitat, Joan Anton Sánchez Carreté, como el exsuegro de Jordi Pujol Ferrusola, Ramon Gironès, se han negado este lunes a responder a las preguntas de los diputados en la comisión de investigación sobre el fraude en el Parlament que aborda, entre otras cuestiones, el patrimonio oculto de la familia Pujol en Andorra. 

En una breve intervención inicial, Sánchez Carreté se ha escudado en que como asesor y, por ley, tiene la obligación de obrar con sigilo y esto pasa por no decir nada en la comisión: "No tengo otra alternativa que mantener el silencio de la Cartuja".

Además, ha expuesto que el código penal recoge una pena de prisión, multa e inhabilitación en el caso que, en su condición de asesor, "divulgue los secretos" de las personas que asesora, en este caso el expresidente de la Generalitat.

Sánchez Carreté ha asegurado que desde 1983 es el "representante" de Jordi Pujol ante la Agencia Tributaria del Estado y ante la Agència Tributària de Catalunya, y ha añadido que desde 2014 también representa a otras personas de la familia, que no ha precisado.

El presidente de la comisión de investigación, el diputado David Fernández, ha lamentado que la actitud de Sánchez Carreté es símbolo de la 'omertá' que ha habido en Catalunya durante años, y el diputado Oriol Amorós ha asegurado que su silencio no sirve de nada: "Con esta actitud no les ayuda demasiado -a los Pujol-".

Sánchez Carreté ha esgrimido que, tras consultarlo con "seis letrados", entendía que se le había convocado exclusivamente como asesor de los Pujol, de ahí que se haya escudado en que no respondería a ninguna pregunta ante la comisión.

Los partidos le han afeado que muchas de las preguntas que le han formulado, como su presencia en la lista Falciani de evasores fiscales, en nada tenía que ver con su asesoría a los Pujol, por lo que entienden que debería haber respondido a sus demandas.

COMPARECER DE NUEVO

Amorós ha anunciado que volverán a pedir la comparecencia de Carreté -esta vez no como asesor fiscal de los Pujol para que no se escude en esta circunstancia para no responder-, mientras que el diputado de C's, Carlos Carrizosa, ha considerado que el asesor ha incurrido en un delito de "desobediencia" al negarse a responder a los diputados.

El diputado del PSC, Jordi Terrades, ha advertido de que con su silencio introduce muchos más interrogantes en la sociedad catalana y "encubre algo más" de lo que se ha explicado sobre el presunto legado de Florenci Pujol, abuelo del expresidente de la Generalitat.

El diputado del PP, Santi Rodríguez, también le ha reprochado que no responda a preguntas que no afectan a la confidencialidad de sus clientes, y ha aprovechado para recordar que fue condenado a dos años de cárcel por delito contra la hacienda pública por unos hechos de 1991, aunque fue indultado por el gobierno del socialista José Luis Rodríguez Zapatero.

UN LIBRO PARA EL COMPARECIENTE

Desde ICV-EUiA, el diputado Marc Vidal ha criticado que ni le mirara a la cara cuando le formulaba las preguntas, y la diputada Isabel Vallet ha ironizado que el asesoramiento fiscal de Carreté a la familia Pujol tiene que haber sido bastante "deficiente", ya que todos los miembros de la familia menos uno están imputados.

La diputada de CiU Meritxell Borràs ha considerado que se ha vuelto a demostrar que, cuando un tema está en los juzgados -en alusión al supuesto legado de los Pujol-, difícilmente una comisión de investigación puede aportar más luz al asunto.

La comparecencia ha acabado con Fernández asegurando que le prestará al compareciente el libro del Petros Markaris 'Pan, Educación y Libertad' que aborda la "degradación democrática" de las sociedades.

GIRONÈS SE ACOGE AL DERECHO A NO DECLARAR AL ESTAR BAJO UNA INVESTIGACIÓN

Gironès, que es el padre de la exmujer de Pujol Ferrusola, el hijo mayor del expresidente catalán, ha recordado que "el sistema democrático establece los mecanismos y las instituciones para proteger y tutelar los derechos de los ciudadanos, entre ellos el de no declarar". "En este momento, me encuentro bajo una investigación, que hace el juez de instrucción número 5 de la Audiencia Nacional de Madrid", y por esta razón, ha decidido no declarar. "Por la existencia de esta imputación penal y la necesidad de proteger mi derecho a la defensa y siguiendo el consejo de mis asesores legales, me acogeré a este derecho de no declarar", ha agregado.

Si las circunstancias fuesen otras, Gironès ha asegurado que él hubiese optado por dar respuesta a todas las preguntas que le hubiesen hecho, y ha agregado que está actuando "de forma abierta y sincera".

Ante las preguntas de los diputados, Gironès sólo ha roto su silencio en una ocasión: "Les felicito a todos porque me han gustado mucho, pero no puedo hablar. Me hubiera gustado mucho poder hablar", ha sentenciado.

OPERACIÓN EN L'HOSPITALET

La mayoría de partidos le han preguntado por la operación de compraventa de unos terrenos en L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona) que se llevó a cabo en 2005 y que, según expuso el propio Gironès ante el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz, pidió una comisión del tres por ciento y acabó cobrando un uno por ciento.

El objetivo de los grupos era dilucidar si en esta operación Gironès desarrolló un papel que justificara esta comisión o en realidad no hizo nada y tan sólo ejerció de colaborador para que se lucrara irregularmente Jordi Pujol Ferrusola.

"¿Jordi Pujol Ferrusola es un chorizo que le ha implicado, o usted ha participado de manera voluntaria?", le ha preguntado a Gironès el diputado de ICV-EUiA Marc Vidal, aunque su pregunta ha quedado también sin respuesta. "Usted como mínimo es educado y nos mira a los ojos cuando le hablamos", ha concluido Vidal sobre Gironès, ya que algunos diputados se han quejado de que Sánchez Carreté no les miraba a los ojos y hacía gestos cuando hablaban.

La diputada de la CUP Isabel Vallet también le ha preguntado qué papel ejercía respecto a su exyerno, si sabia a qué se dedicaba él y su hija y la relación que tenía con CDC: "¿Ha sido engatusado o engatusador?".

El diputado de ERC Sergi Sabrià ha lamentado la renuncia a intervenir de Gironès y le ha insistido en si cobró comisiones por esa compraventa: "Usted tenía la oportunidad de convencernos de que esto no había pasado", ha afirmado.

En alusión a la misma operación urbanística en L'Hospitalet, la diputada de CiU Meritxell Borràs ha alegado que cobrar comisiones entre particulares "no es ilegal".

El diputado del PP Sergio Santamaría ha admitido que Gironès estaba en su derecho de no declarar, pero ha lamentado no poder extraer "conclusiones" de su comparecencia, y el diputado David Pérez le ha preguntado si ha tenido cuentas en Andorra o en el extranjero, pero tampoco ha obtenido repuesta.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil