miércoles, 13 de diciembre de 2017 08:29
Sociedad

El Rey dice que la estabilidad de España ha sido clave para eventos como Tarragona 2017

|

El rey Felipe VI ha destacado este lunes que las "décadas de estabilidad política y de progreso" de España han sido claves a la hora de conseguir grandes eventos, como el de los Juegos Mediterráneos Tarragona 2017.

Lo ha señalado en su discurso durante la constitución del Comité de Honor del certamen olímpico, en que ha subrayado que es una "muy buena oportunidad" para Catalunya y España de seguir avanzando hacia el futuro y de aumentar el prestigio español en el Mediterráneo.

"Es una oportunidad también para ser conscientes y reconocer que este prestigio y oportunidad, alcanzados tras décadas de estabilidad política y de progreso, nos lo hemos ganado a pulso cada vez que hemos sido escogidos" para organizar eventos de este tipo, ha recalcado.

También ha señalado que la constitución del Comité de Honor pone de relieve "el compromiso, la unidad y el sentido de la responsabilidad" que caracteriza a los españoles a la hora de organizar un evento de relevancia internacional.

Según Felipe VI, Tarragona es una auténtica referencia de una milenaria Hispania que logró momentos de esplendor durante la estancia del emperador Augusto, en que Tarragona se convirtió en capital del Imperio romano.

"Pocas veces el Mediterráneo ha estado tan unido como entonces", ha rememorado el Rey, que ha recogido esta herencia histórica para volver a situar Tarragona en un lugar preeminente del Mediterráneo.

Se ha hecho eco del espíritu de los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992 como un ejemplo para poner el certamen "ilusionante" de 2017 al servicio de todos.

Ha resaltado el poder del deporte como "herramienta para la convivencia, el respeto y la tolerancia", y ha ensalzado que, una vez más, se convierte en un instrumento que proporciona dignidad y desarrollo físico e intelectual de las personas.

Se trata de los XVIII Juegos Mediterráneos, la tercera que tiene lugar en España, y el alcalde de Tarragona, Josep Fèlix Ballesteros, se ha mostrado consciente de la relevancia internacional del evento, que ha constatado que llega en un momento económico difícil.

También ha remarcado: "Este acto pone de manifiesto una característica que nos define como país: la responsabilidad", y ha observado que la efeméride deportiva es también una motivación extra para dotar a la ciudad de nuevas instalaciones, renovar las ya existentes y vertebrar la ciudad.

COMITÉ OLÍMPICO INTERNACIONAL Y ESPAÑOL

En el acto, de carácter institucional y al que han acudido 200 personas, también han participado el conseller de Presidencia de la Generalitat, Francesc Homs; el ministro de Sanidad, Alfonso Alonso; el presidente del Comité Internacional de los Juegos Mediterráneos, Amar Addadi, y el presidente del Comité Olímpico Español (COE), Alejandro Blanco.

A las puertas del Teatro de Tarragona, 500 personas le han esperado a su salida, y los más cercanos a Don Felipe le han saludado al grito de 'Felipe, Felipe' y 'Viva el Rey y viva España'.

Posteriormente, el Rey se ha dirigido a la Tàrraco Arena Plaça, para visitar el espacio donde tendrán lugar algunas de las competiciones del certamen olímpico, cuya organización será uno de los primeros retos que encare el comité de honor.

La antigua plaza de toros de Tarragona, obra de estilo modernista diseñada y construida bajo la dirección del arquitecto Ramón Salas Ricomà en 1833, ha sido remodelada para dotarla de una cúpula metálica y permitir eventos de todo tipo.

Una de las tareas del Comité de Honor pasa por fomentar las relaciones y colaboración de entidades e instituciones, además de tener una función simbólica de apoyo a la organización del certamen.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil