viernes, 20 de octubre de 2017 05:30
Opinión

Ocultar la información o no facilitarla, no es nada transparente

Carmen P. Flores
Carmen P. Flores
Directora de Pressdigital

Directora de PressDigital

Siempre había creído en la necesidad de la existencia de los gabinetes de comunicación. Un instrumento necesario para informar, pero también para canalizar las peticiones de los medios de comunicación y dar respuesta rápida a las mismas.

Siempre había creído en la necesidad de la existencia de los gabinetes de comunicación. Un instrumento necesario para informar, pero también para canalizar las peticiones de los medios de comunicación y dar respuesta rápida a las mismas.

Pero desde hace unos años, las instituciones están degradando esta función. Y los profesionales de los mismos han dejado de ser periodistas para convertirse en comisarios políticos o escribanos dirigidos. Los gabinetes se han convertido en meros instrumentos políticos al servicio del que manda, gobierna o paga. No al servicio de los ciudadanos que necesitan conocer la verdad por muy dura que esta sea.

Además se ha perdido talento. Me explicaré: cuando llamas para pedir alguna información y dices "es muy urgente, lo quiero para hoy o mañana como mucho", te responden con malos modos ¡cuando me lo den, te lo hago llegar! y así pueden pasar semanas, o sencillamente no te la envía.

Hace dos o tres semanas que llame a la ACA para preguntar qué pasaba con las aguas del Llobregat que bajaban sucias y cuando se iba a solucionar el problema. Por dos veces más hice lo mismo y me respondieron que no sabían nada, que cuando lo supieran, ya dirían alguna cosa.

Hace una semana hice lo propio con el Departamento de Salud para contrastar la información que me había llegado y que pensé que era grave; se habían producido un número importantes de enfermos de gripe A en los hospitales catalanes, y como marca el protocolo, el Departamento debería haber informado, cosa que no ha hecho. Me dijeron que ya responderían. Dos o tres llamadas más y molestas, las periodistas casi me mandan a hacer puñetas "ya te hemos dicho que cuando sepamos alguna cosa ya te lo diremos".

Esa información debería estar en manos de los periodistas hace días, pero hay que ocultar las cosas y decir lo bien que funciona todo, craso error, porque lo que se trata de ocultar siempre se termina sabiendo. Es una política informativa equivocada. Hay que responder, y rápido, porque además es la obligación de una institución pública.

Estos son algunos ejemplos, pero hay más. Después, el portavoz Homs y responsable máximo de la comunicación de este gobierno, dice que hay que ser eficientes y eficaces y que este gobierno es el más transparente de España.

¿Ocultar información es ser transparente? Creo que no, es más, estamos llegando a unos límites de incompetencia y censura que ya lo lamentaremos, tiempo al tiempo. Pero para esos que se les llena la boca de hablar y no practicar la transparencia, les diría "la corrupción comienza cuando la transparencia termina".

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil