viernes, 15 de diciembre de 2017 15:08
Deportes

El Sevilla ejerce de campeón en El Madrigal

|

El Sevilla noqueó (1-3) al Villarreal en la ida de los octavos de final de la Europa League disputada este jueves en El Madrigal, un choque dominado por el planteamiento de Emery y los goles de Vitolo (a los 13 segundos), M'Bia y Gameiro, que desarbolaron el buen hacer de un 'submarino' inocente en defensa y que se queda al borde del naufragio.

El campeón volvió a reclamar protagonismo. Como hiciera, con casi el mismo once y con la misma estrategia, en Borussia-Park para estar en octavos, el Sevilla fue férreo y efectivo. El defensor del título desquició a un Villarreal que cumplió con su oficio, pero blando en defensa. Aún así, la apuesta vertical del 'submarino' tendrá la opción de apelar a la épica la semana que viene en el Pizjuán

No será tarea fácil, eso sí. El Sevilla demostró el oficio de su técnico y de unos jugadores con las ideas claras. Con Iborra de enganche y chico para todo, Mbia mandando en el centro del campo y Aleix Vidal y Vitolo dando velocidad al ataque, el Sevilla asaltó El Madrigal. El canario alargó su gran momento viendo puerta a los 13.21 segundos, el gol más rápido de la historia de la competición. Vietto, otro en racha, respondió en la siguiente jugada con un disparo al larguero.

Sin duda, el sorteo de los octavos fue cruel con el fútbol español, puesto que este primer envite dejó a las claras el cariz de final anticipada. Los de Marcelino García Toral siguieron a lo suyo a pesar del tremendo golpe con el pitido inicial. Abusando quizá de la banda izquierda de Cheryshev, el 'submarino' encerró al Sevilla durante 10 minutos, pero poco a poco la fortaleza sevillista comió la tostada al desparpajo local.

Sin Pina, sancionado, ni Bruno; Trigueros y Jonathan dos Santos asumieron las funciones en el centro del campo, pero ahí Mbia se hizo fuerte. El camerunés sin embargo se confirmó como pesadilla cuando en el minuto 26 hizo el 0-2, ligeramente adelantado al último defensa, rematando un centro desde la izquierda. El plan de Emery funcionó a la perfección y hasta el descanso, el cuadro amarillo sí acusó el golpe teniendo el Sevilla la sentencia con un larguero de Aleix Vidal.

La facilidad para llegar a la meta rival en los de Marcelino puso a Vietto cerca del gol justo antes del descanso y el argentino se desquitó después. La esperanza local pasaba por meterse pronto en el partido y así hizo de la mano de su enchufado descubrimiento esta temporada. El gol tuvo susto, ya que el árbitro estuvo cerca de anularlo tras discutir con sus asistentes. Aunque el verdadero sobresalto llegó en el minuto siguiente, en el 50.

Iborra volvió a ganar un balón aéreo para asistir en el área a Gameiro. El francés, sólo, fusiló a Asenjo (1-3). Más que tocado y con Marcelino expulsado por protestas, el Villarreal aguantó el tipo y en el intercambio de golpes aún tuvo buenas ocasiones. Vietto lideró a los suyos pero la pegada local no estuvo a la altura del Sevilla. Aún Banega entró para sacar petróleo del desgaste local, pero el marcador no se movió más.

Ganó la propuesta sevillista, con una defensa imperial y una pegada de campeón ante el empeño local. El Villarreal, con un duro correctivo, tiene aún así opciones de que su apuesta coral encuentre premio en el Sánchez Pizjuán dentro de siete días. De momento, la pizarra de Emery mandó, aunque lamentó la salida 'tocado' del protagonista Vitolo a 12 minutos del final, y el Sevilla puso un pie en cuartos.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil