martes, 17 de octubre de 2017 19:07
Sociedad

Un paquete de toallitas con el logo de Malaysia Airlines abre nuevas incógnitas sobre la desaparición del MH370

|

Más de un año después de la desaparición del vuelo de Malaysia Airlines, el conocido como MH370, en el que fallecieron 239 personas el pasado 8 de marzo de 2014, el misterio continúa. Según medios australianos, la aparición de un paquete de toallitas de mano con el logotipo de la compañía aérea en una playa de la Australia Occidental podría pertenecer al vuelo desaparecido. El paquete ha sido enviado a Canberra para ser analizado por las autoridades y probar si efectivamente pertenece al MH370.

Por su parte, Malaysia Airlines aseguró este lunes que aunquela baliza de localización submarina del vuelo MH370 hubiera sido cambiada cuando correspondía, las labores de búsqueda no habrían dado un resultado diferente. El informe de la investigación publicado un año después del siniestro ha apuntado a que la baliza, que llevaba caducado doce meses, sí habría ayudado a localizar el avión bajo el agua.


Los abogados que representan a algunos de los familiares de las víctimas han subrayado que el hecho de que la batería no se sustituyó podría ser la clave para cualquier acción legal en contra de la línea aérea. En total 239 personas iban en el avión cuando desapareció. La mayoría de ellos eran de nacionalidad china (153), aunque también viajaban ciudadanos de Malasia (38), Indonesia (12) y Australia (7). En la madrugada del 8 de marzo de 2014 el vuelo MH370 despegó de Kuala Lumpur con destino a Pekín. Cuarenta minutos más tarde, mientras volaba por el Golfo de Tailandia, el avión desapareció de los radares de los controladores de tráfico aéreos civiles sin que haya vuelto a haber rastro de él hasta la actualidad y convirtiéndose en uno de los mayores misterios de la aviación.


Según el informe provisional de la investigación del siniestro, de 584 páginas y publicado el domingo con motivo del primer aniversario de la desaparición de este Boeing 777-200ER, la batería de la grabadora de datos de la caja negra había expirado en diciembre de 2012 y no fue reemplazada.


Esta tecnología estaba diseñada para enviar una señal si se producía un accidente bajo el agua. Malaysia Airlines se ha defendido este lunes asegurando que una baliza similar fue instalada junto a la grabadora de voz de la cabina (conocida bajo las siglas SSCVR) y que la duración de su batería fue la correcta. "La batería SSCVR habría estado transmitiendo durante 30 días tras su activación, cuando el avión se sumergió en el agua", ha explicado la compañía en un comunicado. "Esta aerolínea, que permitió a su tripulación volar con las baterías del equipamiento clave caducadas, sigue rechazando ofrecer cualquier tipo de indemnización a los familiares hasta que no prueben primero las pérdidas sufridas, aunque no haya ninguna prueba real de un accidente", ha criticado uno de los abogados de las familias de los desaparecidos.


En enero, Malaysia Airlines declaró oficialmente que la desaparición del vuelo MH370 había sido un accidente, despejando el camino para que las familias pudieran cobrar sus indemnizaciones. Ahora, el Ministerio de Transporte de Malasia ha dicho en un comunicado que están revisando el informe provisional punto por punto y se ha comprometido a tomar "medidas severas" si fuera necesario.


Tanto el primer ministro de Malasia, Najib Razak, como el Gobierno chino han reafirmado en diferentes ocasiones su compromiso para continuar investigando y buscando la aeronave. Por el momento, el informe provisional no ha ofrecido ninguna causa definitiva de la desaparición del avión. "La desaparición del vuelo MH370 no tiene precedentes y se ha convertido sin duda en la búsqueda más compleja y difícil técnicamente de la historia de la aviación", ha lamentado Najib en un comunicado.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil