miércoles, 13 de diciembre de 2017 08:30
imported

Mobile World Congress of Hookers: "Real men do not buy girls"

|

Barcelona es la capital mundial del móvil durante 4 días. Miles y miles de congresistas abarrotan la Fira de Barcelona y taxis, restaurantes, hoteles, apartamentos y tiendas de la capital catalana disparan su actividad en esta semana. Pero también hay otro sector que sale beneficiado: el de la prostitución. Entre las carpetas de los congresistas hay panfletos de los mejores burdeles y locales de alterne de la ciudad y, a la salida, chulos y proxenetas ofrecen flyers de sus chicas.  

El Mobile World Congress traducido en ciras supone 90.000 congresistas, 2.000 expositores, 4.000 periodistas acreditados y un beneficio para Barcelona que algunos sitúan entorno a los 400 millones. El éxito no se puede negar pero también es importante destacar lo que este congreso oculta.

En las carpetitas de los congresistas hay planfletos de los mejores burdeles y locales de alterne de la ciudad. Y, además, a la entrada y a la salida, varios chulos y proxenetas ofrecen flyers con chicas calientes, dispuestas a satisfacer cualquier deseo de los congresistas que acuden de todos los rincones del mundo.

REIVINDICACIÓN

Los miembros de las Juventudes Socialistas de Catalunya (JSC) han llevado a cabo una acción reivindicativa con la que han conseguido llegar a más de 1.000 personas bajo el lema "Real men do not buy girls" -los hombres de verdad no compran chicas-, con la intención de denunciar lo que se esconde detrás de un congreso de tal magnitud.

Arantxa Calvera, la viceprimera secretaria de la JSC, ha explicado que "queremos sensibilizar a los congresistas, enviarlos imputs de qué hay detrás de la prostitución, la trata y la explotación sexual, una violación de los Derechos Humanos". "Barcelona y Catalunya se han convertido en el burdel de Europa en los últimos años", ha lamentado.

Destacan en un comunicado que "muchos congresistas han quedado sorprendidos al recibir la campaña de sensibilización, para que no lo esperaban y muchos afirmaban haber recibido en los días precedentes publicidad de burdeles en la entrada del recinto". Y, consideran "muy grave" la vinculación de la marca Barcelona con la oferta de turismo sexual de negocios y Calvera ha exigido "poner fin a esta forma de explotación y de desigualdad profunda".

Finalmente, han expresado que "el Ayuntamiento debe velar para que la organización de grandes eventos no ampare estas prácticas y por ello se ha de responsabilizar a los organizadores a que tomen medidas para que no se reproduzcan". "Lo que ha hecho la JSC es lo que tiene que hacer el Ayuntamiento, poner en marcha durante todo el evento campañas de sensibilización de los congresistas bajo la premisa: Tolerancia Cero", ha concluido.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil