domingo, 22 de octubre de 2017 06:38
Opinión

MAPAS ELECTORALES DE MUDANZA

Consol Prados
Consol Prados

Estamos en un momento tan incierto, que cada vez que sale una encuesta electoral llenamos artículos, tertulias y conversaciones de forma apasionada. Estalló la crisis económica y la social, y todo indica que este año peta la crisis política, que quizá es consecuencia de las dos anteriores, o son tres vértices de un mismo triángulo. Yo diría que más bien es lo segundo. Crisis en definitiva significa mutación, vicisitud y cambio.

Estamos en un momento tan incierto, que cada vez que sale una encuesta electoral llenamos artículos, tertulias y conversaciones de forma apasionada. Estalló la crisis económica y la social, y todo indica que este año peta la crisis política, que quizá es consecuencia de las dos anteriores, o son tres vértices de un mismo triángulo. Yo diría que más bien es lo segundo. Crisis en definitiva significa mutación, vicisitud y cambio.


Quiero apuntar algunas reflexiones que me sugiere la última encuesta realizada por Gesop, sin entrar a hacer sumas ni restas ni un análisis de números.


Reafirma la tendencia de parlamentos fragmentados, lejos de mayorías absolutas, (esto hace tiempo que desapareció) las dificultades de los partidos tradicionales y el alza de nuevas organizaciones políticas. El voto es volátil, porque lo es en situaciones de cambio como las que vivimos, y ante las incertidumbres actuales, la ciudadanía parece que decidirá en función de la vehemencia del momento concreto. El arco parlamentario, estatal, andaluz, y sobre todo catalán, parecen mapas de procesos constituyentes, y tal vez es inevitable que sea así. Quiero decir, que cualquier tráfico cuestiona, fragmenta, remueve, hasta volver a un nuevo equilibrio. El problema será la gobernabilidad durante este tránsito.


Podemos o Podem y Ciudadanos o Ciudatans, parecen los más beneficiados. Hay quien los pone como las dos caras de una misma moneda. Cierto que comparten el hecho de su irrupción pública pero sus trayectorias son muy diferentes. Podemos deberá hacer su proceso, y veremos cómo lo hace y hacia dónde. Pero de momento a la gente le sirve para cuestionar y castigar, y en general sirve para que el resto de partidos también se muevan, y espero que no sea sólo por el miedo a perder estatus, que es lo que parece que pasa. Quiero detenerme un momento en Ciudadanos en Cataluña. Su mensaje respecto a la cuestión nacional es diáfano, mientras que el PP por ejemplo es de confrontación y ataque contra Cataluña, lo que los no nacionalistas tampoco lo quieren. Y otra cuestión para pensar en ello, su espectacular aumento según esta última encuesta, coincide con su proyección y visibilidad estatal. Recordemos que la participación electoral de los catalanes ha sido siempre más elevada en las elecciones generales que en las catalanas, y revisamos el perfil del votante que participa en unas y se abstiene en las segundas, y qué telas se miran y los perfiles de los espectadores. Todo "el proceso de transición nacional" ha visualizado en una gran parte de la población, pero no a toda la población, de momento.


El proceso de Cataluña, acabe como acabe, está quemando a casi todos los líderes políticos que participan, sean de la opción soberanista o la contraria o la intermedia, y creo que esto es inevitable. Algunos ya han caído, y caerán otros, porque es el espejo también de las crisis internas y insoslayables de sus organizaciones, y para que se necesitarán nuevos actores que no estén agotados.


La última reflexión mirando el supuesto arco parlamentario. La necesidad de reconstruir, rehacer, trazar, ... digamos como queramos, un proyecto de izquierda en Cataluña. Un proyecto inclusivo, transversal, socialdemócrata, atractivo, útil y capaz de aglutinar pluralidad social.

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil