domingo, 20 de agosto de 2017 00:36
imported

Barça y Athletic se verán las caras por octava vez en la final de Copa

|

El FC Barcelona y el Athletic Club se verán las caras, por octava vez, en la final de la Copa del Rey, que aún no se conoce dónde se disputará. Ambos equipos resolvieron con solvencia sus enfrentamientos de vuelta de las semifinales ante Villareal y Espanyol respectivamente. 

El FC Barcelona alcanzó la final de la Copa del Rey gracias a una victoria con lo justo y mucha pegada (1-3) en el duelo de vuelta de semifinales en El Madrigal, un triunfo que contó de nuevo con el olfato del tridente culé -dos de Neymar y uno de Suárez- liderado por la imaginación de Leo Messi, pero que castigó en exceso a otra gran puesta en escena del Villarreal.

Dijo el técnico azulgrana en la previa que no iban a casa del 'submarino' "a ver lo que" pasaba, pero los de Luis Enrique fueron espectadores durante muchos minutos. Eso sí, en los tres primeros un Barça que repite final copera (la quinta desde 2009) había hecho los deberes. El Villarreal se encontró con un gol a las primeras de cambio de Neymar -bien entendido con Suárez y, una vez más, con Messi en la diagonal-, pero lo intentó hasta el final.

Los de Marcelino García Toral sí fueron fieles una vez más a su apuesta vertical y amable con el balón. Sin embargo, el acierto no fue el requerido en estos casos y la losa, que ya era grande desde el Camp Nou (3-1), se fue haciendo cada vez más grande. Antes del descanso Jonathan hizo justicia trayendo el empate a El Madrigal, pero en la segunda mitad la expulsión de Pina en el minuto 65 terminó haciendo un imposible de la empresa amarilla.

Aún así, el Villarreal dejó buena imagen en su intento por alcanzar su primera final. Los de 'Lucho', en cambio, fueron protagonistas en chispazos de calidad. Venía a por el pase y con el temprano gol de Neymar, el Barça renunció a todo salvo a ver pasar el reloj. El resultadismo visitante se saldó con una pobre primera mitad, donde el cuadro catalán buscó alguna posesión larga pero el resumen fue la imagen de un Villarreal intentando meterse en la eliminatoria.

Así, y quitando los intentos de Messi de repetir la jugada del gol, Ter Stegen tocó más balones que el medio del campo y la zona de ataque culé durante los primeros 45 minutos. Con la facilidad para incorporar jugadores arriba, el Villarreal arrinconó a su rival. La defensa culé se vio superada en numerosas ocasiones y sólo el ansia local, contraproducente en estos casos, o las intervenciones del meta alemán evitaron los goles amarillos.

LA GRAN NOCHE DEL ATHLETIC


El Athletic Club ha ganado al RCD Espanyol (0-2) en el Power8 Stadium en la vuelta de las semifinales de la Copa del Rey y con el 1-1 de la ida en San Mamés ha conseguido el billete para la final, que disputará contra el FC Barcelona, y ha evitado así la 'Gran noche' del club blanquiazul y una final catalana que era posible hasta que los zarpazos de Aduriz y Etxeita la evitaron, pues el Espanyol no demostró tener poder de reacción.

Un gol de Aritz Aduriz en el minuto 13 de partido acabó con las esperanzas del RCD Espanyol, de jugadores y afición. Pese al reclamo que era de por sí este partido, no se llenó el feudo 'perico' pero sí hubo buen ambiente incluso tras el gol visitante, de bella factura pues Aduriz se hizo un hueco entre cuatro defensas y disparó cruzado al palo largo, imposible para Pau, el guardameta blanquiazul. Sin embargo, no hubo reacción.

Pese a invocar la canción 'Mi gran Noche' de Raphael, el RCD Espanyol no tuvo su noche y en un mal primer tiempo se vio 0-2 abajo, ya casi sin opciones y ni siquiera optando a una prórroga. Los dos zarpazos de los 'leones' Aduriz y Etxeita, este de cabeza a la salida de un córner, obligaban a los 'pericos' a marcar tres goles en la segunda parte para ir a una final donde esperaba ya el FC Barcelona. Quizá les pudo la presión, y tampoco la fortuna se alió con ellos.

No fue posible para el Espanyol, que con el 0-2 al descanso salió en la segunda parte con más pólvora, al entrar Caicedo en el '49, y lo siguió intentando. El ecuatoriano fue el más peligroso, pero su único disparo claro y limpio se fue al palo tras una buena intervención de Herrerín, quien se lesionó en otra acción posterior dando su rol de guardameta a Gorka Iraizoz, aplaudido por su antigua afición. Pero ni la entrada de Gorka, frío, dio opciones de remontar a los 'pericos'.

Si el Athletic marcó dos goles en dos únicos tiros a puerta, el Espanyol tuvo dos buenas ocasiones en las recientemente renovadas botas de Cristhian Stuani, pero el uruguayo vio como la más clara de las que tuvo se la sacó muy bien Iago Herrerín, casi a la media hora de juego y con 0-1 todavía, pues el guardameta se plantó bien en el cara a cara y rechazó su diparo. Poco más propuso el Espanyol, pero sí estuvo más ofensivo, que para nada acertado, que el Athletic.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil