martes, 17 de octubre de 2017 08:01
Politica

El alcalde Ros pide rapidez en la investigación del Ayuntamiento para que se conozca la verdad

|

El alcalde de Lleida, el socialista Àngel Ros, ha pedido la tarde de este miércoles a la Fiscalía Anticorrupción y a la Oficina Antifraude de Catalunya (OAC) que investiguen con rapidez los expedientes abiertos en el Ayuntamiento de Lleida a raíz de las denuncias de la concejala de su grupo, Marta Camps.

"Lo que deseo es que haya una tramitación lo más rápida posible para que salga la verdad y la verdad avalará la gestión municipal", ha dicho Ros en declaraciones a los medios.

Lo ha dicho horas después de que funcionarios de Anticorrrupción entraran en el consistorio requiriendo expedientes de la concesión de la discoteca Larida, en Gardeny, y dietas, y de que agentes de la OAC pidieran información de los ordenadores que utilizaba la exteniente de alcalde para ver si se ha hecho un uso incorrecto de ellos o de los móviles, y ver si se ha producido algún acceso no permitido en sus comunicaciones tanto de teléfono como de correos, como ella denunció.

"Todo ha pasado por sus manos", ha dicho el alcalde que ha mencionado en este sentido concesiones, contratos e incluso dietas.

Ros ha reiterado la pregunta que viene haciendo en voz alta en las últimas semanas, cuando Camps le acusó de gastos suntuosos e irregularidades en contratos y concesiones.

De forma retórica, Ros ha preguntaba si estas acusaciones se habrían producido si la concejala hubiera sido la número dos de la lista del PSC a las municipales.

El alcalde ha afirmado que no ha cobrado ningún dinero de manera ilegal y que ha compaginado ingresos que son legales, ha dado por correcto el expediente de la discoteca de Gardeny que cumple "la más estricta legalidad".

Ha explicado que el año pasado no hubo tiempo de sacar el concurso y se hizo una prórroga a la concesión y se calculó el importe que tenía que liquidar, el del canon menos el valor del espacio que no se pudo utilizar.

"Creo recordar que fue 170.000 euros y luego se les ejecutó el aval que tenían depositado", ha afirmado.

CRÍTICAS A CAMPS

Ha insistido en que la socialista quiere "destruirle políticamente", y ha advertido que no permitirá que perjudique al Ayuntamiento. "Yo puedo aguantar o tolerar que (Camps) me quiera destruir, pero lo que no puedo tolerar es que quiera hacer mal al equipo de gobierno municipal, a la institución y a la propia ciudad", ha afirmado.

El alcalde ha explicado también que la Fiscalía de Lleida ha incoado diligencias penales contra Camps por la denuncia que él presentó por injurias contra la concejal, como avanzó Europa Press el viernes, y el fiscal jefe, Juan Boné, el instructor del caso.

Ros ha hecho estas declaraciones antes de visitar obras del colector de la calle República del Paraguai, un acto en el que ha estado rodeado de buena parte de su equipo de gobierno.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil