martes, 17 de octubre de 2017 20:52
Opinión

Presupuestos ¿qué presupuestos?

Manuel Fernando González
Manuel Fernando González

A Coruña, 1952

Anda el Parlament de Catalunya con el kafkiano debate de los presupuestos de la nación catalana. Es un ir y venir de malos modos parlamentarios, entre el Gobierno de Convergencia y su socio de legislatura Esquerra Republicana con los demás grupos políticos, que no entienden de qué presupuestos estamos hablando en pleno mes de marzo cuando la legislatura acaba en Septiembre y ¡Dios sabe cómo!

Anda el Parlament de Catalunya con el kafkiano debate de los presupuestos de la nación catalana. Es un ir y venir de malos modos parlamentarios, entre el Gobierno de Convergencia y su socio de legislatura Esquerra Republicana con los demás grupos políticos, que no entienden de qué presupuestos estamos hablando en pleno mes de marzo cuando la legislatura acaba en Septiembre y ¡Dios sabe cómo!

Son unos números, tan absurdos, que ni los que los han puesto en el lápiz que han entregado a la presidenta De Gispert se lo creen, porque saben de antemano que son incumplibles y que el Ministro Montoro va a tener que buscar en los cajones secretos el dinero público que hace falta para que los servicios públicos funcionen, aunque sea mal. Nunca, nadie, en la política catalana y en la española ha tenido la desvergüenza de presentar unos números semejantes y sólo un premio Nobel como Mas-Colell es capaz de semejante "proeza" parlamentaria, porque sabe que se va al final de la legislatura y que nadie le va a recordar como el mejor Consejero de Economía de la historia reciente, sino más bien, por todo lo contrario.

Y si de lo que se trataba era de "escenificar" lo de las estructuras de Estado por parte de CiU y ERC, para así "ir haciendo país" hasta las plebiscitarias, pues, resulta que tampoco, primero, porque los mentores de la idea, se han visto obligados a cambiar el nombre de esas partidas anulando el efecto ilusión y luego, porque el PP vía Alicia Camacho les ha sentenciado a "cien mil años" de abstinencia independentista. Una exageración, que no es capaz de esconder la intención popular de llegar hasta donde haga falta si Artur Mas o Oriol Junqueras ganan las elecciones del 27 de Septiembre y cumplen su promesa de anunciar una declaración unilateral de independencia.

Así que entre todos los mataron y ellos solos se murieron. Me refiero, naturalmente, a los no natos presupuestos del gobierno catalán.

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil