miércoles, 23 de agosto de 2017 21:37
imported

El Espanyol, ante su ilusionante último reto

|

El precioso Estadio del Espanyol en Cornellà-El Prat (no lo olvidemos, referente para la UEFA por diseño y multifuncionalidad) será el escenario, este miércoles por la noche, de la jornada más vibrante para los españolistas desde su celebrada inauguración (en partido amistoso frente al Liverpool) el 2 de agosto del 2009.

El precioso Estadio del Espanyol en Cornellà-El Prat (no lo olvidemos, referente para la UEFA por diseño y multifuncionalidad) será el escenario, este miércoles por la noche, de la jornada más vibrante para los españolistas desde su celebrada inauguración (en partido amistoso frente al Liverpool) el 2 de agosto del 2009.

No menos de 30.000 aficionados (unos 700 acompañarán al Athletic Club de Bilbao) volverán a crear un ambiente de alto voltaje arropando al equipo blanquiazul para intentar hacer bueno el empate a uno en San Mames del 11 de marzo y acceder a la final de la Copa del Rey 2015?probablemente ante el Barça si la escuadra de Luis Enrique hace también los deberes en Villarreal.

Todo parece indicar que puede ser posible un apasionante Espanyol-F.C. Barcelona en una finalísima del torneo del K.O tras la del lejanísimo 16 de junio de 1957 en el Estadio de Montjuïc que decidió una diana del blaugrana Francisco Sampedro en el minuto 79 sellando el gol de su vida al aprovechar un centro de Martín Vergés y anticiparse al cancerbero Vicente.

La familia españolista suspira por redondear este miércoles, un magnífico recorrido copero sustentado en la comunión, en el Power8 Stadium, entre una afición que ha ejercido de auténtico jugador número doce y un equipo que ha ofrecido su mejor versión eliminando, hasta hoy, a Alavés, Valencia y Sevilla.

El ambientazo que rodeó el pasado 13 de enero al partido de vuelta de octavos de final en el que el cuadro de Sergio González eliminó a los valencianistas ya presagiaba que, esta temporada, el Espanyol (vencedor del torneo en 1929, 1940, 2000 y 2006) iba a ser capaz de protagonizar algo grande. El pasado domingo, tras conseguir en Liga tres nuevos importantes puntos ante el Córdoba, el bullicioso sector de La Curva (en el Gol de Cornellà) permaneció en la grada coreando "Esta Copa, la vamos a ganar".

Este mismo grupo de animación, por cierto, siguió aclamando a su equipo minutos después del triunfo copero ante el Valencia propiciando que los jugadores volvieran a saltar al terreno de juego. Felipe Caicedo, Sergio García, Christian Stuani, Abraham González, Víctor Sánchez, Rubén Duarte, Lucas Vázquez, Salva Sevilla y Héctor Moreno se sumaron a la planetaria moda de los "selfies" fotografiándose ante sus aficionados.

El club españolista, con graves problemas de tesorería generados por una amenazante deuda con Hacienda de 42 millones de euros, asiste con esperanza a un rebrote por lo que se refiere a las altas de socios (que han ido disminuyendo peligrosamente en los últimos años) gracias a la buena trayectoria del equipo en Liga y a la ilusión que ha provocado la Copa. Se han vuelto a superar los 26.000?lejos aún de los 35.589 que se contabilizaban en febrero del 2010. El presidente, Joan Colleta, prosigue mientras tanto su cruzada en protesta por el reparto de los derechos televisivos y ante las prórrogas del Gobierno de cara a impulsar un Decreto Ley para poder firmar un nuevo contrato colectivo.

Ante el Athletic de Bilbao, el Estadio de Cornellà-El Prat volverá a ser una olla a presión como no se recordaba desde su inauguración o con ocasión del primer derbi liguero ante el todopoderoso Barça de Pop Guardiola del 17 de abril del 2010 en el que casi 40.000 espectadores asistieron al empate a cero arañado por el equipo dirigido entonces por el carismático Mauricio Ponchetico. Apenas un mes más tarde, los barcelonistas consiguieron su vigésima Liga.

El vestuario del Espanyol tiene en la cabeza emular a los héroes del 2000 en Mestalla (con Tamudo inventando un gol para enmarcar robándole la cartera al guardameta Toni y su actual técnico Sergio González, fabricando otro golazo tras un partido soberbio) y a los del 2006 en el Santiago Bernabéu (con el propio Tamudo, Luis García, De la Peña, Corominas?).En parte, habiendo eliminado al Sevilla de cuartos de final , la actual plantilla ha suavizado algo la dolorosa derrota (en los penaltis) ante los sevillistas en la final de la Copa de la UEFA del 16 de mayo del 2007 en el Hampden Park de Glasgow.

De momento y con la contribución decisiva de la afición, el Espanyol acaricia la posibilidad de acceder a la final de Copa del 2015. Sin duda, ya sería un gran éxito.

Francesc Xavier Monfort
Periodista

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil