domingo, 22 de octubre de 2017 15:58
Sociedad

El ICS destituye Montse Artigas, la jefa de enfermería del Vall d'Hebron

|

Catalunyapress.- Desde finales de enero que cesaron al doctor Navas como gerente del hospital Vall d'Hebrón, los cambios se han ido produciendo en cadena. El director de recursos humanos, lo "jubilaron" para no cesarlo, al director asistencia lo cesaron, pero el cese que ha causado más indignación entre los profesionales ha sido el de Montse Artigas, jefa de enfermería cuya gestión ha sido cataloga de impecable.

Su actitud siempre dialogante con sus subordinados y con los diferentes sindicatos que tienen representación en el hospital, persona resolutiva y entregada de lleno a su trabajo. Su cese no ha sentado nada bien en el centro que se encuentra en una situación de provisionalidad desde el nombramiento del nuevo gerente Vicente Martínez quien tiene que compatibilizar su cargo de gerente también del hospital Josep Trueta y Santa Caterina de Girona, lo que hace que con los "ceses" apuntados, el desconcierto y la falta de mando hace que se produzacan situaciones de desconcierto en el hospital más grande y complejo de Catalunya, pese a que desde el centro se intente dar una situación de normalidad.

El anterior gerente, Jerónimo Navas, viene con las directrices de recortar al máximo los presupuestos y privatizar varios servicios del centro, cosa que hizo, pero desde un talante dialogante, ya que siempre ha mantenido reuniones con los vecinos cuando se ha producido algún incidente, o con motivo de las manifestaciones que estos han realizado por los recortes. Pese a su buena actuación, según nos han indicado algunas fuentes, no quiso seguir asumiendo más recortes, incluso abrió algunas plantas que se habían cerrado, dado el colapso que se había producido en el hospital. Esta actitud indignó a las "altas esferas de salud", que decidieron cesarlo y buscarle una nueva ubicación.

Pero el mandato del conseller Boy Ruiz de seguir privatizando servicios ha continuado, ya que se siguen externalizando servicios, como la gestión de la cocina, la organización del laboratorio y de la guardería para empleados. Y la nueva reorganización del Instituto del Diagnóstico de la imagen, que nadie conoce hasta el momento.

La campaña iniciada en febrero por la consellería de salud para tapar los efectos de los recortes, no convence ni a los ciudadanos ni a los profesionales, porque como dice algún profesional, la salud no es una fábrica .

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil