miércoles, 23 de agosto de 2017 17:46
Politica

Duran: "Construimos no se quedará como el lema de unas jornadas"

|

En su carta semanal, el presidente del comité de gobierno, José A. Duran, señala que "tanto si optas por la independencia como por la confederación o por un estado federal, sería un error pensar que no nos importa un proceso de reforma constitucional". Duran también afirma que no duda "lo más mínimo a considerar Syriza mucho más seria y sus dirigentes mucho más preparados y solventes que los de Podemos". 

La carta semanal de Duran, publicada en la página web del partido, es la siguiente:

Queridas amigas y queridos amigos,

Terminamos una semana en la que la reiteración de una gastroenteritis me ha obligado a suspender la agenda a partir del martes al mediodía. Me excuso ante los que hayan sido afectados. Lo hago con la militancia del Eixample, con la que había de cenar martes; con el comedor social Corazón de María del barrio de Grassot, donde el martes también debía ir a comer; con los oyentes del programa El Món a RAC1 y su conductor, Jordi Basté, donde me tenían de entrevistar miércoles; con los organizadores y asistentes al acto público de presentación de este jueves en el Col·legi de Periodistes del libro "Pautas para una reforma constitucional" y, particularmente, con los que tenía que compartir las intervenciones; y obviamente me disculpo también con los que me había reunir en la sede de Unión y fuera del partido y he tenido que aplazar los encuentros.

Antes de entrar a considerar otras cuestiones de esta semana, permitidme que haga una referencia al tema de la reforma constitucional. Si hubiera podido intervenir con los catedráticos García Roca, coordinador del libro, Eliseo Aja y el dirigente del PSC, Miquel Iceta, habría agradecido la iniciativa. No estoy en contra de la reforma de la Constitución y, además, considero una iniciativa loable sentarse seriamente a hablar. Sin embargo, no acabo de ver que la solución a las demandas del pueblo catalán se puedan resolver necesariamente con una reforma constitucional. Pero, tanto si optas por la independencia como por la confederación o por un estado federal, sería un error pensar que no nos importa un proceso de reforma constitucional. Creo que lo que pasa en España nos importa, aunque sea para no acabar peor. Y aún más si encima todo el mundo ve que los inmovilistas son los únicos que se oponen de forma numantina a cambios constitucionales.

Ahora bien, aunque los políticos catalanes hemos hablado poco, al menos públicamente, creo que el hecho más relevante de la semana deriva de la victoria de Syriza en las elecciones griegas. No creo que sorprendiera mucho el éxito de la formación que encabeza Alexis Tsipras. Posiblemente en el futuro se hablará tanto o más que en el presente, pero ahora quiero hacer un par de apuntes en cuanto a su impacto. Por un lado, aunque Syriza lo había propuesto en un momento determinado y que a nivel europeo se ha hablado mucho, no creo que ni la UE ni Grecia deseen que este país salga de la eurozona. Por otra parte, pienso que se debe llegar a un acuerdo sobre la deuda griega. A la UE le conviene enderezar Grecia, en interés de los griegos, pero también del conjunto de los europeos. Y Syriza, que se ha convertido gradualmente más moderada, necesita un compromiso con sus acreedores, y tiene un programa hecho de tal manera que sea posible. Con la oposición a las políticas de la UE probará los límites de la Unión, pero también los de la resistencia de su propio país. ¿Habrá diferencias económicas? Seguro! Pero quizás serán muy superiores las de la política exterior ya que, al fin y al cabo, los eurocomunistas renovados griegos y sus socios eurófobos son los mejores aliados que Moscú tiene en la UE.

La victoria de Syriza ha dado pie también a especulaciones sobre Podemos, la fuerza política comparable en España tanto por las propuestas como por las posibilidades de éxito electoral. Creo que ni Grecia es España, ni Syriza es Podemos. Ya dije un día que no sería yo el que se dedicaría a hablar de la fuerza política de Pablo Iglesias (el de la coleta, claro). Pero no dudo lo más mínimo a considerar Syriza mucho más seria y a sus dirigentes mucho más preparados y solventes que los de Podemos. Tan sólo hay que recordar que su modelo económico es la arruinada Venezuela ya está todo dicho Eh!, y Syriza también es mucho más transparente. Antes de tocar el poder, Podemos ya esconde explicaciones por ingresos extraños de sus dirigentes. Aún sabiendo que pronosticar siempre conlleva el riesgo del error y, a veces, incluso el del ridículo, pienso que las posibilidades de Podemos están muy alejadas de las de Syriza. Ambos se alimentan de los errores de los partidos tradicionales y de los efectos de las medidas de ajuste y de su impacto social. Pero Grecia fue intervenida y España no. Y si es cierto que en los últimos tiempos el gobierno actual del PP ha ayudado a que esto fuera así, también lo es que, si hubiera sido por el PP, en el año 2010 en España le habría tocado recibir la amarga medicina de la intervención sin contemplaciones de la troika. Si no fue así fue gracias al voto de CiU.

Vuelvo a Cataluña para hablar de un par de temas más. De cara a mañana INHECA, en el marco del diálogo abierto con una representación plural de la sociedad civil, había organizado una jornada con el amparo del lema CONSTRUIMOS y con el título Cataluña y sus retos. Lunes hice una reflexión a la permanente de Unión y propuse aplazarla para que nuestros dirigentes deben dedicarse plenamente a las próximas elecciones municipales. Antes de tomar ninguna decisión, compartimos la reflexión con varios representantes -no todos- de la mencionada sociedad civil y entendieron y aceptaron nuestra reflexión. La reacción de algunos medios es que Unión aplaza el debate sobre la independencia. A ver si nos entendemos. No teníamos ninguna intención de llegar a ninguna conclusión sobre este debate. La jornada quería ofrecer elementos de información y de reflexión, y basta.

Las decisiones de Unión las tomará Unión, y cuando toque, no cuando otros quieran que lo hacemos. Ya lo dejó escrito la semana pasada. Lo que sí puedo decir es que, con respecto a mi persona, nunca aceptaré compromisos que no se puedan cumplir. Ha sido la actitud hasta ahora en todos EIS programas electorales. Y para siempre recordaré lo que Joan Sales decía en una de sus cartas al poeta leridano Màrius Torres: "Dios lo perdona todo menos las faltas de estilo, es decir, las traiciones a las propias ideas y convicciones". Y este año hará cuarenta y uno que lo puedo hacer desde Unión. Eso sí, ya adelanto que, por lo que yo sé, CONSTRUIMOS no se quedará como el lema de unas jornadas o una simple plataforma de debate. Las personas que serán los portavoces ya explicarán, cuando lo crean oportuno, qué fórmula organizativa adoptan y cuáles son sus objetivos. A mí no me corresponde. Los que hoy desde fuera de Unión configuran CONSTRUIMOS son muy sensibles a la necesidad de llenar vacíos ideológicos con aire renovador y están dispuestos a contribuir con diagnosis y con praxis.

Y termino. Muchas veces he sido criticado fuera de Unión, y también dentro en algunas ocasiones, para cargar el mochuelo a ERC con mis opiniones. Pues, parece que esta semana ha servido para que algunos abran los ojos. Los humanos tenemos una facilidad extraordinaria para perder la memoria. Hace cuatro días, como quien dice, que decíamos pestes sin excepción sobre la seriedad de esta fuerza política en los gobiernos tripartitos y parece que no hemos escarmentado. Como si sólo hubiera sido el PSC el responsable del desbarajuste! Y no hago referencia a otras etapas de nuestra historia moderna. Y todavía hay quien dice que quien no es fiable es Unión!

PS. Creo que en la primera parte de la carta ya ha quedado claro que no he tenido actividad parlamentaria a lo largo de esta semana y que, por tanto, no hay gasto público extraordinaria sobre la que deba rendir cuentas. La próxima semana sí: estaré en las Filipinas con una delegación de Exteriores y me reuniré con empresarios españoles instalados en estas islas, con ONG, con cinco ministros, con el vicepresidente de la República, con el presidente del Senado y con los mis homólogos del Senado y del Congreso filipino. Tengo ganas de empezar con normalidad las sesiones parlamentarias y tener una cierta regularidad y tranquilidad en el trabajo.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil