martes, 22 de agosto de 2017 07:28
Sociedad

Llumà asegura que no le pidió ayuda a Bustos para conseguir el trabajo

|

La excargo del Govern tripartito supuestamente 'enchufada' en 2012 en el Ayuntamiento de Montcada i Reixac (Barcelona), Carmina Llumà, ha admitido en su declaración como testigo que dijo al entonces alcalde de Sabadell, Manuel Bustos, que optaba a ese puesto, pero ha asegurado que no le pidió ayuda para conseguirlo.

Según ha explicado en el juicio que se celebra en el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC), el encuentro casual tuvo lugar en Sabadell durante un concierto de corales infantiles el 10 de mayo de 2012, un día después de que hiciese la prueba para el cargo de directora del área territorial del Ayuntamiento de Montcada -ella ha asegurado que entonces no sabía que había sido declarada 'no apta'-.

El fiscal sostiene que el mismo día Bustos, al enterarse de que Llumà tuvo un resultado de 'no apta', llamó a las 18.56 horas a su hermano y concejal en Sabadell Francisco Bustos y le dijo: 'He estado con la mujer de Marcel Galofre' y 'me he quedado muerto con lo que me ha explicado', según una de las conversaciones intervenidas dentro de la investigación del caso Mercurio.

En la conversación intervencida añade: 'Yo creo que tendrías que coger el coche e ir a hablar con... ella' y 'porque esto no es normal, eso no es normal'.

La tesis del fiscal es que los hermanos Bustos y el entonces secretario de Organización del PSC, Daniel Fernández, presionaron a la alcaldesa de Montcada, María Elena Perez, para que la contratara a dedo, saltándose el proceso de selección puesto en marcha.

Este jueves también han declarado como testigos las dos técnicos de la empresa a las que el Ayuntamiento había encargado el proceso de selección y han afirmado que, según sus pruebas -un psicotécnico y una entrevista-, de las dos candidatas al puesto, la más "adecuada" no era Llumà sino la otra aspirante.

El subinspector de Mossos d'Esquadra que se encargó de la investigación policial del caso Mercurio, Antoni Selleres, ha explicado al tribunal que las conversaciones telefónicas intervenidas entre los Bustos y Daniel Fernández "denotaban un interés por contratar a Carmina Llumà", pareja del jefe de la Asesoría Jurídica del Ayuntamiento de Sabadell.

CONCLUSIONES

"Los indicios eran de que había sido una contratación irregular", ha sostenido el subinspector, que ha añadido que estas conversaciones hicieron saltar las alarmas sobre este supuesto 'enchufe', por el que los hermanos Bustos y Fernández están acusados de tráfico de influencias y la alcaldesa de prevaricación.

Tras las declaraciones de los acusados del martes y las testificales de este jueves, para este viernes por la mañana está previsto que concluya el juicio con la lectura de los informes finales y las conclusiones de las partes, y con la posibilidad de un último turno de palabra para los acusados si así lo solicitan.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil