martes, 22 de agosto de 2017 14:51
Politica

Los 28 buscan este jueves fórmulas para una lucha más eficaz contra el terrorismo internacional

|

Los ministros de Interior de la Unión Europea se reúnen este jueves en Riga con el reto de identificar mejoras en los instrumentos de que disponen a escala europea para luchar de manera más eficaz contra el terrorismo internacional, tras los atentados de París y la desarticulación de una red yihadista que preparaba un ataque inminente en Bélgica.

El coordinador europeo de la lucha antiterrorista, Gilles de Kerchove, ya avisó esta semana en el Parlamento Europeo de que lo importante "no es hacer más, sino hacerlo mejor con lo que tenemos", y pidió evitar los "fuegos artificiales" con medidas urgentes.

De hecho, los resultados de la discusión de Riga serán la base para que los jefes de Estado y de Gobierno de la UE, en una cumbre el próximo 12 de febrero, decidan cuáles serán los pasos a seguir. Las discusiones hasta ahora han servido para subrayar la necesidad de un marco de cooperación entre los servicios de inteligencia de los países de la UE para intercambiar información sobre los sospechosos y también reforzar la colaboración con países terceros como Turquía o Marruecos, que pueden ser la puerta de entrada a Europa de extremistas.

Los ministros, además, tendrán que discutir sobre el modo de controlar de manera más estrecha las fronteras exteriores de la UE, por ejemplo introduciendo el control "sistemático" de los datos policiales de quienes crucen, algo que no sucede en la actualidad pero que sí es posible hacer con los medios técnicos disponibles.

Otra de las claves en la que han insistido tanto la Comisión como los Estados miembros desde que dos yihadistas asesinaran a doce personas en las oficinas de la revista satírica 'Charlie Hebdo' es en Internet. Por un lado, alertan de que la red es utilizada por los extremistas como "foco de radicalización" con la difusión de contenidos que incitan al odio y captan a jóvenes en Europa y plantean la necesidad de tomar medidas para "contrarrestar" los efectos de esa propaganda. Por otro, abogan por tomar medidas para poder rastrear las comunicaciones de las organizaciones terroristas y de jóvenes radicales, expertos en el uso de redes sociales y demás vías de comunicación que usan sistemas encriptados.

Todos estos elementos son puntos en común para los gobiernos nacionales, pero falta diseñar las medidas específicas para llevarlas a la práctica, que es la tarea encomendada a los ministros de Interior. Además, deberán hacerlo atendiendo a las exigencias expresadas por el Parlamento Europeo en cuanto a la protección de los derechos y libertades de los europeos, así como de sus datos personales.

La Eurocámara ya mantiene bloqueada uno de los instrumentos que más reclaman los 28 desde que se cometieran los atentados de París a principios de enero: Un registro europeo de datos de pasajeros aéreos (PNR, por sus siglas en inglés).

Los Estados miembros aseguran que el PNR europeo es "clave" para seguir el rastro de combatientes occidentales, que han viajado a países como Siria e Irak para ser formados y regresan a Europa para cometer atentados, pero los eurodiputados no dan su visto bueno porque dudan de que se proteja la privacidad de los ciudadanos. Bruselas ha prometido modificar el diseño inicial de este programa para introducir mayores garantías y satisfacer a la Eurocámara.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil