viernes, 15 de diciembre de 2017 07:20
Sociedad

Tanto Pérez, Fernández como Bustos niegan el "enchufismo" a un excargo del Govern

|

Tras el primer día de juicio sobre el caso Mercurio, la alcaldesa de Montcada dice a la juez que Llumà era "idónea" para el puesto. Mientras, por su parte, el exsecretario de Organización del PSC y exdiputado del Parlament, Daniel Fernández, y el excalcalde de Sabadell (Barcelona), Manuel Bustos, han negado en juicio haber presionado a dicha alcaldesa para 'enchufar' en 2012 a un excargo del Govern, y aseguran que se limitaron a dar una opinión favorable sobre la candidata preferida de Pérez.

En su declaración en la vista oral, María Elena Pérez, que está acusada de prevaricación por este contrato, ha insistido en que el proceso de selección -en el que se impuso otra candidata- no era necesario, pues era "de libre designación".

La tesis de la Fiscalía es que Pérez fue presionada por el entonces secretario de Organización del PSC, Daniel Fernández; el que era alcalde de Sabadell (Barcelona), Manuel Bustos, y su hermano, el todavía concejal de este consistorio Francisco Bustos; todos ellos acusados de tráfico de influencias, citados en el juicio y que lo han negado en sus interrogatorios.

Pérez ha reconocido que en mayo de 2012 se vio con Daniel Fernández en la sede del PSC de la calle Nicaragua de Barcelona para tratar la búsqueda de un candidato para el puesto, pero ha añadido que también se reunió por este tema con otros cargos socialistas como Jordi Hereu y Assumpta Escarp, porque estaban tratando de buscar a la persona adecuada.

Al preguntarle el fiscal por una reunión de mayo de 2012 con las técnicos de la empresa externa de recursos humanos que se encargaron del proceso de selección -supuestamente para que cambiaran los criterios y favorecer a Llumà-, Pérez ha defendido que el objetivo no era cambiar estos criterios, sino "clarificarlos para elegir el perfil más idóneo".

Ha añadido pidió a las responsables de la empresa que basaran las pruebas en conocimientos de derecho y urbanismo y no tanto en perfiles más genéricos -liderazgo o gestión de grupos- por las "necesidades" que requería este puesto.

Pérez, que no ha renunciado a la Alcaldía pese a estar encausada por prevaricación, ha explicado que acabó cesándola porque, "por las circunstancias judiciales, la imagen de Llumà empezaba a perder fuerza ante las instituciones" con las que tenía que relacionarse por en su trabajo.

Desde el cese, la alcaldesa ha explicado que este puesto lo ha asumido en funciones una arquitecta municipal pero que han tenido que contratar a dos letrados para el área y a despachos de abogados para temas específicos, cuando con Llumà sostiene que no hacían falta por sus conocimientos en derecho y urbanismo.

La alcaldesa ha contestado a las preguntas del tribunal -encabezado por el también presidente del TSJC, Miguel Ángel Gimeno-, del fiscal anticorrupción Fernando Bermejo y de los abogados de la defensa, pero no de la acusación popular representada por la plataforma Sabadell Lliure de Corrupció, porque ella es "alcaldesa de Montcada".

FERNÁNDEZ Y BUSTOS ALEGAN QUE NO PRESIONARON

El exsecretario de Organización del PSC y exdiputado del Parlament, Daniel Fernández, y el excalcalde de Sabadell (Barcelona), Manuel Bustos, han negado en juicio haber presionado a la alcaldesa de Montcada i Reixac (Barcelona), María Elena Pérez, para 'enchufar' en 2012 a un excargo del Govern, y aseguran que se limitaron a dar una opinión favorable sobre la candidata preferida de Pérez.

"La alcaldesa me pidió mi opinión. Esta fue mi participación en este tema, que fue estar de acuerdo con la alcaldesa", ha explicado Fernández en la vista que ha arrancado este miércoles ante el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC), donde se sienta en el banquillo junto a Bustos; el hermano de este y concejal sabadellense, Francisco Bustos, y la alcaldesa -los dos últimos declaran por la tarde-.

Fernández y Bustos -acusados de tráfico de influencias- han insistido en que no sabían que estaba en marcha un proceso de selección para elegir el cargo de director del área territorial, y han reiterado que se mostraron de acuerdo con que se contratara a Carmina Llumà porque tenía un "currículum brillante" en el sector jurídico y de urbanismo, tanto en la Generalitat como en el Ministerio de Fomento.

A petición del fiscal anticorrupción Fernández Bermejo, se han reproducido en el juicio varias conversaciones telefónicas intervenidas en la investigación del caso Mercurio; entre ellas, una del 18 de mayo de 2012 en que Fernández dice a Bustos sobre el proceso de selección: "Yo le he dicho que al 'no apta' le quiten el 'no".

"APARENTAR ANTE BUSTOS"

El exsecretario de Organización del PSC ha justificado en juicio lo que dice en esa conversación: "Es una escenificación y teatralización para aparentar ante Bustos, por cuestiones de relaciones internas del partido, un papel que no puedo tener"; y ha insistido en que, pese a esa conversación, no sabía que el Ayuntamiento tenía en marcha un proceso de selección para cubrir el puesto.

En otra de las conversaciones, Bustos dice a Fernández en referencia a la alcaldesa: 'Llámala porque esta niña es tonta del culo, y si no la apretamos un poco...': ante la reproducción de este audio, tanto el excalcalde de Sabadell como el exdiputado han negado también que la hubiesen presionado y lo han reducido a expresiones coloquiales.

Pese a que tanto Fernández como Bustos han dicho no reconocer las llamadas que se han introducido porque su defensa las ha recurrido para que sean declaradas inválidas como prueba -al sostener que se pincharon de forma irregular, algo que el tribunal resolverá en sentencia-, sí han contestado las preguntas que sobre las mismas le ha hecho el fiscal, aunque se han negado a responder las de la acusación popular.

Los dos han asegurado que no tenían "ningún interés" en que se contratara a Llumà -pareja del jefe de la Asesoría Jurídica del Ayuntamiento de Sabadell- y que se limitaron a colaborar con la alcaldesa, ante quien avalaron que esta excargo del Govern tripartito tenía el perfil idóneo.

"Yo doy una opinión positiva que refuerza la que ella ya tenía", ha insistido Fernández sobre su supuesto aval a la que --ha asegurado-- era la candidata favorita de Pérez para el puesto, para lo que pensaba que era un puesto de confianza sin necesidad de un proceso de selección.

"NUESTRA CANDIDATA"

Bustos también ha insistido: "La que tiene la máxima responsabilidad es la alcaldesa al contratar a un cargo de confianza".

El exalcalde de Sabadell también ha asegurado que cuando, en reiteradas conversaciones aluden a 'nuestra candidata', en referencia a Llumà, incluyen también la preferencia de Pérez: "Cuando se habla de nuestra candidata interpreto que es la candidata de la alcaldesa y que esa es una opinión compartida".

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil