lunes, 23 de octubre de 2017 06:31
Politica

Syriza arrasa y Tsipras 'jubila' a la troika: "El fin del círculo vicioso de la austeridad"

|

Los griegos han dado una contundente victoria a Syriza , colocando una bomba en los cimientos de las estrategias de devaluación interna y la filosofía de no hay alternativa recetadas para la periferia desde Berlín, Frankfurt y Bruselas. En un año de elecciones, notablemente en Portugal y España, el triunfo de Syriza lanza una onda expansiva por toda la zona euro.

Nueva Democracia, el partido conservador del primer ministro, Andonis Samarás, responsable de los ajustes y subidas de impuestos llevados a cabo desde el 2012 en colaboración con los socialistas del Pasok, se ha sumado ya al catálogo de partido noqueados por su identificación con las políticas de austeridad. El 27,8% de los votos obtenidos por Nueva Democracia frente al 4,7% del Pasok vuelve a subrayar que los partidos más amenazados por el terremoto político son los de centroizquierda. El nuevo partido de Yorgos Papandreu, el ex primer ministro socialista, ni tan siquiera llegó a alcanzar 3% necesario para obtener representación parlamentaria.

Samarás admitió su derrota y lanzó un mensaje a Syriza: "Entrego un país que está saliendo de la crisis, que es miembro de la Unión Europea y de la zona euro, y espero que el próximo gobierno mantenga estos logros".

La respuesta de los centros de poder europeo no tardó en llegar. La canciller alemana, Angela Merkel, optó por esperar hasta los resultados definitivos, pero el portavoz de su partido, Philip Mossfelder, advirtió: "Syriza no debería contar con que Alemania renegocie los programas; deberían mantener lo que el gobierno anterior ha prometido".

El mandato para plantar cara a la troika se vio reforzado aún más por la subida de formaciones como los Griegos Independientes (ANEL) y el Partido Comunista (KKE). Si se incluyen los votos del partido neonazi, Aurora Dorada -alrededor del 6% de votos-, también visceralmente opuesto a la troika, el rechazo a los programas de ajuste abarca dos terceras partes del electorado. El líder de los neonazis, Nikos Mijaloliakos, dijo desde la cárcel que contaba con lograr el tercer puesto, aunque lo disputaba con To Potami.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil