lunes, 18 de diciembre de 2017 00:16
Politica

Frialdad en el encuentro de Sánchez y Zapatero, que eluden darse la mano

|

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y el expresidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, han protagonizado este jueves un gélido encuentro, en el que incluso han evitado darse la mano cuando así se lo han pedido los fotógrafos, mientras posaban separados por el exministro Jordi Sevilla, quien les ha hecho coincidir en la presentación de su libro 'Seis meses que condujeron al rescate'.

Pese a la frialdad evidente en sus gestos, ambos han tratado después de restar importancia al episodio. Mientras el líder de los socialistas -que durante el acto ha dado las "gracias" a Zapatero en por su gestión- ha insistido en que no quiere "contribuir al ruido", el expresidente ha asegurado que tiene una "gran confianza" en el liderazgo del secretario general.

La expectación por la coincidiencia de Sánchez y Zapatero era máxima, en medio de la polémica por la reunión que el expresidente mantuvo hace unas semanas con el líder de Podemos, Pablo Iglesias, que ha generado malestar en la dirección del PSOE. Una dirigente de la Ejecutiva socialista lo verbalizó el pasado jueves, asegurando que esa reunión fue "inoportuna" y un "sinsentido político".

El secretario general del PSOE ha evitado hacer declaraciones a los medios cuando ha llegado al Ateneo de Madrid, donde ya se encontraba el expresidente del Gobierno, que ha entrado unos minutos antes. Zapatero sí ha atendido brevemente a los medios para decir que no cree que haya división en el partido y para quitar hierro a las declaraciones de las secretarias de Empleo, Luz Rodríguez, que fue secretaria de Estado de Empleo durante la última etapa socialista.

"Me ha llamado esta mañana, hemos hablado y ha ido muy bien la conversación, tomaremos un café", ha dicho el expresidente, que ha asegurado que "en absoluto" le han dolido las palabras de Rodríguez, a quien ha dicho tener "mucho afecto". La dirigente socialista había asegurado no entender "a santo de qué" se había reunido el expresidente con Pablo Iglesias.

ZAPATERO DICE QUE HABLA CON SÁNCHEZ "MUCHAS VECES"

Y preguntado por si piensa tratar este asunto con el actual secretario general, Rodríguez Zapatero ha dicho que habla "muchas veces" con él. Después, ha entrado en la sala de invitados en la que ya estaba Sánchez, junto a otros socialistas que han asistido a la presentación del libro de Sevilla. También estaba el exministro del PP Josep Piqué, encargado, junto con Sánchez, de intervenir en el acto.

El autor, Piqué, Sánchez y Zapatero han salido juntos de la sala y han posado durante unos minutos ante cámaras y fotógrafos. En ese momento, se ha preguntado al secretario general cómo está el partido, lo que ha provocado algunas risas.

Después, algunos fotógrafos han invitado al líder del PSOE y al expresidente -separados por Sevilla- a estrecharse la mano, momento que no se ha producido. Ninguno de los dos ha hecho el amago de iniciar este gesto, aunque cuando ya se disolvía el posado y se dirigían al interior del auditorio, Sánchez se ha dirigido a Zapatero y le ha palmeado la espalda, a lo que ha correspondido el expresidente de la misma manera.

SÁNCHEZ: "GRACIAS, JOSÉ LUIS"

Ya en el interior, Zapatero se ha sentado en el público, mientras Sánchez ocupaba la mesa junto al resto de intervinientes en la presentación. Durante el acto, el secretario general ha hablado de la gestión del último presidente socialista, que ha elogiado, asegurando que el Gobierno de Mariano Rajoy ha dilapidado su herencia. "En honor a esa memoria, gracias, José Luis", ha dicho.

El exministro Piqué ha aprovechado también su intervención para enviar algún mensaje a los socialistas. Así, en medio de los "rumores", ha dicho, ha subrayado que los españoles necesitan "un PSOE fuerte y con un liderazgo fuerte". "Por eso le deseo suerte, porque su suerte es la nuestra", ha dicho, dirigiéndose a Sánchez.

El exministro 'popular' ha defendido además las "bondades" del bipartidismo y ha destacado que cree en la alternancia entre los dos grandes partidos, apuntando que "las aventuras" hay que dejarlas "para los parques temáticos".

ZAPATERO INSISTE EN DOTAR DE "NATURALIDAD" A LA REUNIÓN

Una vez finalizado el acto, Sánchez ha insistido en que no quiere "contribuir al ruido" cuando se le ha vuelto a insistir en la polémica y, en particular, por la asistencia a la reunión con Podemos del secretario general del PSOE en Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, desvelada por la Cadena Ser. "Ya está todo dicho", ha apuntado. Y preguntado si da por zanjado el 'lío' con este encuentro, ha afirmado: "Nunca lo hubo".

Mientras tanto, el expresidente del Gobierno ha explicado que mantiene muchas reuniones a diario y ha pedido que se traten con "perspectiva de naturalidad" sus encuentros. Rodríguez Zapatero ha asegurado que tiene una "relación estupenda" con Sánchez y ha afirmado que mantiene "una gran confianza en su liderazgo político".

Dicho esto, ha recalcado que el PSOE es un partido democrático y ha defendido la libertad de expresión de sus miembros. Además, ha añadido que siempre ha intentado ser "muy respetuoso" desde que abandonó sus obligaciones al frente del Gobierno y de los socialistas.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil