sábado, 19 de agosto de 2017 05:38
Opinión

Bono, el perejil de todas las salsas

Manuel Fernando González
Manuel Fernando González

A Coruña, 1952

Habría que pedirle a Karlos Arguiñano, gran introductor del perejil en la cocina que se prepara en televisión, que acompañara el emplatado final con una foto de José Bono, quien, según dice todo el mundo, se ha convertido, por iniciativa propia, en el perejil de todas las salsas políticas que se elaboran en la capital del Estado y sus aledaños autonómicos.

Habría que pedirle a Karlos Arguiñano, gran introductor del perejil en la cocina que se prepara en televisión que acompañara el emplatado final con una foto de José Bono, quien, según dice todo el mundo, se ha convertido, por iniciativa propia, en el perejil de todas las salsas políticas que se elaboran en la capital del Estado y sus aledaños autonómicos. La última, esa mezcla agridulce entre Zapatero y Pablo Iglesias, elaborada con primor en las pasadas vacaciones navideñas, en el piso que Don Pepe tiene en Madrid, a la que asistió el propio Bono e Iñigo Errejón como digno acompañante del líder de Podemos.

¿Qué cómo se fraguó la entrevista? Pues, según cuentan los politólogos de El País, en base a que Bono fue el abogado defensor del padre de Pablo Iglesias, cuando el progenitor de éste sufría la persecución y cárcel de los tiempos franquistas. Eso une mucho y marca a los protagonistas para toda su vida.

¿Y de qué hablaron? Pues de literatura, de cine, de política y sobre todo, de no insultarse tanto en los mítines para dejar después de la batalla una zona neutral en la que poder ponerse de acuerdo para desalojar al PP del poder si éste no encuentra forma de constituir una mayoría suficiente que les permita gobernar.

¿Por qué Zapatero no le dijo nada a "su jefe" Pedro Sánchez de que iba celebrar este encuentro? Pues, muy sencillo, porque, como Sánchez no hace caso a los consejos que le dan los pesos pesados del PSOE, va por libre, y además ha decidido cargarse a Susana Diez, que le apoyó hasta la saciedad para que fuera secretario general del PSOE, Zapatero, Bono, Carmen Chacón y hasta Felipe González viendo que el socialismo ha entrado en una deriva y descontrol muy preocupante, han decidido tirar por la recta y descabalgar de la candidatura a la presidencia del gobierno al secretario general en beneficio de la Presidenta andaluza que piensan ellos y solo ellos, va a conseguir mucho más votos y sobre todo, aguantar al partido en unos tiempos más que difíciles, casi agónicos.

O sea, que ya tenemos el lío montado. Follón del que no parecen haberse enterado los dirigentes del PSC catalán, que el pasado fin de semana le montaron un mitin a la carta en el cubo de Viladecans a Pedro Sánchez, con fotos y telediarios a gusto del madrileño, mientras en Ferraz y en el Palacio de San Telmo tomaban buena nota del evento para borrar de la lista a aquellos que ahora juegan públicamente a la carta de quien, tras las elecciones municipales, y las andaluzas del 23 de Marzo, se supone puede poner fin a su carrera política. Y es que en la noche socialista, los cuchillos son todavía más largos.

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil