lunes, 23 de octubre de 2017 17:16
Politica

El PP saca adelante en solitario el nuevo código penal de la prisión permanente revisable

|

El PP saca adelante hoy en solitario en el pleno del Congreso la reforma del Código Penal, que, entre otras novedades, incluirá la prisión permanente revisable. Esta nueva pena, que es en la práctica una cadena perpetua, supone que para delitos graves se revise el cumplimiento a los 20 o 25 años, pero que sea posible el internamiento de por vida.

El pleno aprobará el proyecto que pasará ahora al Senado, para que esté definitivamente aprobado antes de verano, para que entre en vigor en 2016. Para Emilio Olabarría (PNV) la tramitación "ha sido paranormal". Ha sido la primera vez que un solo partido aprueba en solitario una ley tan importante y con un cambio de enfoque penal y de innovación de penas tan notable.

Leopoldo Barreda (PP) ha defendido en solitario el texto con el argumento de que "es imprescindible y responde a las demandas de los ciudadanos" y ha culpado al resto de grupos, sobre todo al PSOE, de la ausencia de consenso por su "oposición destructiva" y porque "tienen mucha cara".

Fue impulsado por el anterior ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, y, tras quedar varado, ha sido desatascado con cambios por su sucesor, Rafael Catalá. "Muerto el Estado social, viva el Estado penal; muerto el consenso social, viva el código del PP en precampaña electoral que amordaza la protesta social con el populismo penal de la cadena perpetua", ha proclamado el portavoz de IU, Gaspar Llamazares. "Esta reforma es Innecesaria, es un paso atrás en el sistema de derechos y libertades y se basa en populismo punitivo", ha asegurado el socialista Julio Villarrubia, quien ha recordado que la reforma del Código de 2010 salió adelante con el voto a favor de todos los grupos y la abstención en el último momento del PP. Esa abstención la motivaron los populares entonces, precisamente, por la no inclusión de la cadena perpetua.

La pena de prisión permanente estaba en el programa electoral del PP, pero ha sido cuestionada por todos los grupos y por expertos que han comparecido en la Cámara. Se incluyen entre los críticos la nueva fiscal general del Estado, Consuelo Madrigal, propuesta por el PP y que en el Congreso explicó recientemente que el Código español es de los más duros. Sostienen los grupos críticos que en 2010 ya se estableció un cumplimiento efectivo de hasta 40 años sin revisión posible para delitos muy graves que, en la práctica, puede ser hasta más dura que la cadena perpetua. Explican que las condiciones de revisión son tan duras que convierten la etiqueta de prisión permanente revisable en un eufemismo de la cadena perpetua efectiva. "Es permanente, pero no revisable", han asegurado varios portavoces de la oposición. "Es una cadena perpetua que puede vulnerar la Constitución, el principio de seguridad jurídica y los convenios contra tratos inhumanos y degradantes y por eso estamos en contra", ha remachado Montserrat Surroca (CiU).

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil