domingo, 20 de agosto de 2017 06:09
Politica

Diego Torres: "El abogado de Iñaki Urdangarin me ofreció 200.000 euros y un trabajo en Telefónica"

|

El exsocio de Iñaki Urdangarín, Diego Torres, ha concecido hasta seis horas de entrevista a la revista Vanity Fair, siendo la primera vez que Torres habla para un medio de comunicación. En esta extensa entrevista, Diego Torres ha explicado su modus operandi, su relación con Zarzuela, la oferta que recibió para asumir más responsabilidad en el caso y qué políticos mediaron para que el Parlamento balear no investigara el caso.

Según sus propias acusaciones plasmadas en esta entrevista de Vanity Fair, todos conocían los manejos de Urdangarín y su esposa, la Infanta Cristina. Confirma que el abogado de Iñaki le ofreció "200.000 euros y un trabajo en Telefónica-Argentina a cambio de asumir más responsabilidad en el caso. Otros llegaron al millón de euros". También coloca a Don Juan Carlos, al antiguo secretario de las Infantas, Carlos García Revenga, al político socialista José Blanco, entre otros. "Iñaki era un paquete: los conocimientos deportivos, los contactos... ¿Cómo puedes valorar qué parte viene del mundo del deporte o de la casa real? Es muy difícil...", constata. Torres añade que quizás la Casa del Rey intervino sus comunicaciones, puesto que un día llegó a su casa y encontró la instalación eléctrica descolgada.

También asegura que el Instituo Nóos fue "impulsado por Casa Real" que empujó a Urdangarín a llevar a cabo proyectos "de interés general" en lugar de trabajar para empresas privadas. En la misma línea asegura que Nóos recibió en numerosas ocasiones ayuda de Zarzuela y del Rey Juan Carlos. "El rey Juan Carlos hizo gestiones para conseguir 110 millones de euros. Todo está por escrito. Ayudó la infanta Cristina, ayudó García Revenga... ayudaron todos", defiende.

No obstante, Torres persiste en la idea de que obraron bien en la gestión del Instituto: "Quizás negarlo todo y echarle la culpa a los demás es una estrategia básica y esperable, pero no lo entiendo. Lo hicimos bien, lo supervisaron y lo podemos demostrar". Y repite, como si estuviese frente al juez, y no frente a dos periodistas: "Las cumbres de Valencia y Baleares fueron deficitarias para el Instituto Nóos, pero el objetivo era hacerlas, no lucrarse".


Torres, 49 años, se enfrenta hoy a los delitos de prevaricación, fraude a la Administración, malversación de caudales públicos, delito contra la Hacienda Pública, falsedad documental, estafa y blanqueo de capitales por, presuntamente, haber utilizado el Instituto Nóos para desviar más de seis millones de euros de fondos públicos. La Fiscalía pide para él una pena de 16,5 años de prisión; Manos Limpias, 22,5 años. La fianza fijada para Torres asciende a 15.803.958 euros. Su esposa, Ana María Tejeiro, está acusada por la Fiscalía de blanqueo de capitales y Horrach pide para ella una pena de 2 años de prisión y 961.666 euros de fianza.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil