martes, 12 de diciembre de 2017 07:33
Politica

El bloque soberanista de Mas retrocede cuatro escaños

 

|

El diario La Razón publica este lunes una encuesta de NC Report de la que se desprende que CiU y ERC solo conseguirían 67 escaños de los 135 en juego en las próximas elecciones del 27 de septiembre. Según este diario la comunidad está cada vez más fragmentada y es ingobernable.

Según este diario, este sondeo muestra un Parlament cada vez más fragmentado en la que el voto independentista que suman CiU y ERC, que prácticamente obtienen un empate técnico, sólo conseguiría 67 escaños de los 135 en juego. Éstas son las principales conclusiones de la última encuesta de NC Report sobre elecciones en Cataluña realizada inmediatamente después de conocerse el adelanto electoral, que arrojaría una victoria el próximo 27 de septiembre a Oriol Junqueras en porcentaje de voto, aunque no en diputados. Apenas dos décimas separan a ERC, con el 21,7%, de CiU que obtiene el 21,5% de los sufragios, aunque en el reparto de escaños salen beneficiados los convergentes frente a los republicanos: 34 escaños para CiU frente a los 33 que lograría Esquerra. Se interrumpe así el ligero ascenso que obtuvo la federación nacionalista las semanas posteriores a la pseudoconsulta del 9-N, y que les llevó a recuperar la primera plaza en los sondeos.

La Razón destaca que el binomio CiU y ERC perdería ahora cuatro escaños con respecto a las elecciones de 2012, aunque podría unirse a la CUP para seguir adelante con el objetivo de la independencia. Todos juntos suman 70. Este último partido se deja en esto años 16 escaños y obtendría un 9,2% menos de los de 2012.

En apenas dos años, CiU se deja por el camino 16 escaños, obtiene un 9,2 por ciento menos de los votos y pierde 350.000 sufragios (obtiene 766.000 votos frente a los 1.116.259 que logró en 2012). Y en ese análisis pormenorizado del electorado nacionalista tan sólo permanecerían fieles el 55,3% de sus votantes, mientras que la principal fuga de votos va a parar a ERC (12,8%), a la abstención (18,9%), así como al PSC (4,5%) y al PP (2%). Todo lo contrario ocurre con la formación de Oriol Junqueras. ERC es la que conserva un mayor porcentaje de su electorado, el 75,4%, y tan sólo tiene una fuga significativa de votos en Podemos, a la que elegirán un 5,8% de sus simpatizantes


DOS PROTAGONISTAS

Este barómetro deja, no obstante, dos grandes formaciones protagonistas: Ciutadans y Podemos. Los primeros siguen en constante ascenso sondeo tras sondeo y se colocarían ya como la tercera fuerza política de Cataluña. La formación que lidera Albert Rivera es la principal favorecida por el desgaste del PP como partido de gobierno y se sitúa con 16 parlamentarios, gracias a los 458.000 votos que le otorgan un 12,9%. Su ascenso con respecto a los comicios autonómicos de 2012 le otorgan ya una mejoría de siete escaños, un 5,3% más y casi 183.000 sufragios de mejoría.

La irrupción de Podemos es la otra nota significativa del sondeo. A pesar de no contar aún con secretario general para la comunidad ?sí lo tiene por ejemplo en Barcelona con Marc Bertomeu? y que ni siquiera se conoce aún si se presentarían el próximo 27-S, la ciudadanía les sitúa ya con 14 escaños y más de 400.000 votos.

LA ABSTENCIÓN SUBE 1,7 PUNTOS

El barómetro refleja un cambio de tendencia en Cataluña, también en lo que a participación se refiere. Se rompe la tónica marcada a lo largo de 2014 de incremento de participación. Así, la participación baja en 1,7 puntos porcentuales con respecto a los comicios de 2012: del 67,8% que acudieron a las urnas el 25-N se pasaría ahora al 66,1%. De ahí que la abstención se situaría en el 33,9%, frente al 32,2% registrado en 2012. A pesar de los intentos independentistas de movilizar al electorado más joven, resulta significativo el dato que arroja la franja de edad entre los 18 y los 29 años, en la que la abstención subiría hasta el 45,8% de la población. En el lado opuesto se sitúa el segmento de entre 45 y 64, en el que la abstención baja al 29,4%.

Al mismo tiempo, el resultado por provincias de la encuesta arroja que la provincia de Gerona es, con diferencia, la más partidaria de la independencia de Cataluña. En ella, la suma de votos de CiU y ERC (que obtienen su máximo porcentaje de las cuatro provincias) alcanza el 55% de los votos totales, al que habría que sumarle el 4% que obtiene la CUP. En el lado opuesto se sitúa Tarragona, donde el bloque independentista sólo obtendría el 40,4% de los votos. No es casualidad, por ende, que Miquel Iceta y Alicia Sánchez-Camacho obtengan en esta provincia sus mejores porcentajes de voto: el 11,9% para los populares, por el 11,6% que obtienen los socialistas.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil