miércoles, 13 de diciembre de 2017 12:15
Deportes

Leo Messi se crece en Riazor y el Barça sigue sumando

|

El FC Barcelona salvó con una cómoda victoria (0-4) su visita a Riazor en la última jornada de la primera vuelta de la Liga BBVA, un choque en el que los de Luis Enrique continuaron por el buen camino trazado ante el Atlético de Madrid, respondiendo con Leo Messi como protagonista y autor de un triplete. 

Tocaba refrendar lo andado la pasada jornada con la victoria (3-1) ante el vigente campeón en el Camp Nou y 'Lucho' lo buscó repitiendo alineación por primera vez en la temporada. Los mismos que trajeron la paz a una semana de marejada institucional y rumores de mal ambiente entre piezas básicas del vestuario, como el técnico y el '10' argentino, se encargaron de alargar el buen momento del Barça, que poco a poco encuentra su versión más efectiva y coral.

Además, las victorias de Madrid y Atleti, ante Espanyol y Granada, obligaban al triunfo culé para seguir a un punto del líder blanco, con un partido más, y mantener a tres a los atléticos. Lo mejor para los azulgrana fue no retroceder lo andado y menos a domicilio, donde las últimas salidas habían sido la derrota en Anoeta y el empate sin goles en Getafe, y seguir cimentando su juego a base de correr, de mostrar intensidad y presión al rival, de funcionar como equipo y, lógicamente, de contar con un inspirado Messi en sus filas.

El argentino estuvo en todas partes y se marchó con otro triplete para su colección. En la primera mitad el Barça pronto dio buenas sensaciones, con alto ritmo de juego y presión al rival. Messi ejerció de líder de operaciones, desatascando y buscando continuamente a Neymar en la banda izquierda. A los 10 minutos ya había avisado seriamente el argentino, en jugada de estrategia a la salida de un córner, pero en la siguiente encontró ya la red rematando de cabeza un pase medido de Rakitic.

Los de Luis Enrique parecían con prisa por sentenciar el choque, pero el Depor se sacudió los nervios y frenó el ímpetu visitante. Sin embargo, de nuevo los de Víctor Fernández volvían a dejar recibir a Neymar de Messi y el argentino se gustaba en la devolución para batir con una pequeña vaselina a Fabricio a la media hora de choque. Sólo el mal día de Luis Suárez evitó que los gallegos se fuesen con más goles al descanso, aunque la pegada deportivista brilló también por su ausencia en las pocas, aunque claras, ocasiones que dispusieron.

En la segunda mitad bajó mucho el ritmo. Así lo quiso el Barça. Los de Luis Enrique manejaron el balón esperando su ocasión y sostuvieron la agresividad inicial de los locales. Sin embargo, la buena labor de Rakitic y Busquets en el centro del campo maniató los intentos de un Depor que poco a poco perdía la fe. Bastante tenían los locales con estar pendiente de las embestidas del tridente ofensivo de los de 'Lucho', pero Messi en estado de gracia fue demasiado.

El argentino firmó su decimonoveno gol en Liga tras un saque de esquina en corto en el que no encontró oposición para cargar la pierna izquierda y fulminar la meta rival con un latigazo (0-3). El duelo quedó visto para sentencia, lo que aprovechó el técnico asturiano del Barça para dosificar de cara a la ida de los cuartos de final de la Copa del Rey ante el Atlético de Madrid este miércoles. El Depor culminó su discreto día con un gol en propia de Sidnei, una goleada que deberán olvidar para retomar cuando antes la buena dinámica que traían antes de recibir a un Barça que parece que va a más.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil