jueves, 24 de agosto de 2017 12:46
Opinión

Las cuentas de Barcelona

Manuel Fernando González
Manuel Fernando González

A Coruña, 1952

Les escribía la misma noche en que se firmó el acuerdo Mas-Junqueras que la clave del asunto plebiscitario se iba a dilucidar en Barcelona. Y en esa estamos tras escuchar este fin de semana a Trias y a Bosch. Ambos, tienen claro, que en campaña, hay que diferenciar los proyectos y no resaltar la ruta común. Eso vendrá luego, cuando los barceloneses hayan votado. El alcalde, incluso lo dice más alto y claro, hablando de posibles pactos post-electorales, con o sin Esquerra, con otras formaciones políticas.

Les escribía la misma noche en que se firmó el acuerdo Mas-Junqueras que la clave del asunto plebiscitario se iba a dilucidar en Barcelona. Y en esa estamos tras escuchar este fin de semana a Trias y a Bosch. Ambos, tienen claro, que en campaña, hay que diferenciar los proyectos y no resaltar la ruta común. Eso vendrá luego, cuando los barceloneses hayan votado. El alcalde, incluso lo dice más alto y claro, hablando de posibles pactos post-electorales, con o sin Esquerra, con otras formaciones políticas. ¿Qué les parece? ¿No les están diciendo estos candidatos a los barceloneses que les voten para dirigir el Ayuntamiento que ellos luego harán otra cosa? ¿Es que el famoso pacto que costó tantos esfuerzos a sus protagonistas contiene cláusulas secretas, con alguna que otra excepción que no deben conocer los electores?

Barcelona es la piedra filosofal de todo el proyecto independentista, por cuyo liderazgo se pelean el President de la Generalitat y el líder de ERC y eso, es una verdad que casi nadie discute. Si uno de sus candidatos gana y luego puede gobernar en la capital de Catalunya, su Jefe político dará un paso de gigante para sentarse en el puente de mando de la plaza de Sant Jaume. Por eso, es tan importante utilizar las medias palabras en el lenguaje electoral para que los barceloneses se crean que Bosch y Trias van a cuidar su ciudad y ser unos buenos alcaldes, preocupándose, casi en exclusiva, de que Barcelona mejore en todos los sentidos y sus habitantes vivan en la metrópoli que siempre han soñado: ordenada, limpia, multicultural y pionera en casi todo. ¿Se va a conseguir todo eso dedicando la mayor parte del tiempo y de los recursos al ideario independentista que propugnan dos partidos políticos? ¿Exigirán con firmeza y contundencia los dos candidatos que la Generalitat le devuelva a las arcas municipales todo la millonada que le debe?

Son preguntas sencillas que veremos aparecer en más de una ocasión durante toda la campaña, ya que hay otras formaciones políticas que las van a poner encima de la mesa, legitimadas, o porque varias veces fueron gobierno y dejaron la tesorería saneada de la que ha tirado a manos llenas el alcalde Trias, o bien porque el que venga, si no es de la cuerda de Convergencia o Esquerra va a tener que afrontar el problema con toda crudeza, y eso para , por ejemplo Guanyem, Podemos o Partido Popular, que fue el primer partido político en denunciar lo de la deuda de la Generalitat?. son palabras mayores.

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil