miércoles, 13 de diciembre de 2017 06:36
Economía

El Cabildo catedralicio registró en 2012 la Mezquita de Córdoba como marca comercial a su nombre

|

Según denuncia el diario Córdoba "el Cabildo catedralicio de la ciudad, que en 2006 inmatriculó a su nombre en el Registro de la Propiedad la Mezquita--Catedral de Córdoba, obteniendo así un título de propiedad que ahora muchos cuestionan, procedió seis años después, en el 2012, a registrar la denominación Mezquita de Córdoba como marca comercial, tal y como figura en la Oficina Española de Patentes y Marcas dependiente del Ministerio de Industria, Energía y Turismo".

Con esta maniobra de trilero, la Iglesia católica se habría hecho con los derechos de explotación de la marca Mezquita de Córdoba, que durante años se ha podido emplear libre y gratuitamente para denominar a productos de todo tipo, desde bodegas a cadenas de televisión.


El diario cordobes en su edición digital destaca además que " llama la atención que el Cabildo se hiciera con el nombre de Mezquita antes incluso de hacerse con el de Catedral, registrado unos meses después, y que desde que lo hiciera el propio Cabildo haya decidido suprimir en los folletos que publicitan el monumento las alusiones al pasado histórico musulmán del templo, borrando de los mismos el concepto de Mezquita. Es decir, el Cabildo, por un lado, niega que eso que se conoce popularmente como mezquita, lleno de arcos de medio punto y construido por distintos califas, sea o haya sido una mezquita, independientemente del uso actual, pero simultáneamente registra tal nombre como marca comercial, impidiendo así que ese nombre pueda promocionarse en productos ligados a Córdoba y garantizando el control e ingresos derivados de la denominación por parte de posibles interesados. Y lo hace a lo grande, ya que, según la documentación a la que ha tenido acceso este periódico, el Cabildo se ha hecho con los derechos en casi treinta categorías industriales, desde bebidas alcohólicas a muebles, servicios de educación, metales preciosos, prendas de vestir o juegos y juguetes, entre otros cientos de productos posibles".


Detrás de la operación está el canon que podría ingresar el Cabildo en sus cuentas corrientes por ceder el uso de una marca que era, como destaca el diario, de dominio público y ahora pasa a ser en exclusiva del clero católico.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil