jueves, 19 de octubre de 2017 16:51
Opinión

Falsificaciones y realidades 

Robert Pastor
Robert Pastor



Con un día de diferencia, el Diari d'Andorra ha hablado de dos casos de falsificación. Uno, de un residente español que comercializaba obras no auténticas de Miró, Picasso y Matisse, detenido por la guardia civil. El otro, según como se mire más o menos trascendente, la constatación judicial que el «documento» donde salían las supuestas cuentas en la Banca Privada (BPA) de la mujer y cuatro de los hijos de Jordi Pujol es también falso.

Con un día de diferencia, el Diari d'Andorra ha hablado de dos casos de falsificación. Uno, de un residente español que comercializaba obras no auténticas de Miró, Picasso y Matisse, detenido por la guardia civil.


El otro, según como se mire más o menos trascendente, la constatación judicial que el «documento» donde salían las supuestas cuentas en la Banca Privada (BPA) de la mujer y cuatro de los hijos de Jordi Pujol es también falso; una «creación» de una unidad de la policía española que, sin embargo reproducía fielmente, «al céntimo», las cantidades depositadas a nombre de Marta Ferrusola (la mujer del ex presidente), Mireia, la otra Marta, Oleguer y Pedro , en orden de importancia de las cantidades en dólares.


La fuente de esta confirmación, no desvelada pero fácil de intuir, deriva de la denuncia contra el autor que resultara de la «filtración» como autor de un delito de vulneración de secreto bancario que, a diferencia de la evasión fiscal , sí aparece contemplada en el código penal andorrano.


O sea, que trenza una prueba «inventada» que correspondería la realidad de unos depósitos no declarados en España que sumarían, traducidos en euros, 3,4 millones. La fuente del periodista atribuye el hecho d¡'aportar un documento falso a la voluntad de esconder y proteger la identidad del denunciante denuncoat.

Otra cosa es el aumento de la cantidad supuestamente escondida, según los efectivos del Ministerio del Interior, mediante prestanombres (testaferros) hasta los 1.500 o, como mínimo, 500 millones.


La verdad será difícil de establecer. Tanto como conseguir los datos solicitados vía judicial en el banco, o bancos andorranos supuestamente afectados, si las comisiones rogatorias no acaban acompañadas de pruebas sobre un origen del dinero situado en la corrupción, y no en el fantasmagórico testamento del abuelo Pujol (padre del padre).


No hace mucho se publicaba, sin que nadie lo desmintiera, que en el testamento de Florenci Pujol no figura la cantidad mencionada por el hijo como herencia. Lo que no quita, necesariamente, que se lo dejara ese capital, sin figurar en el documento notarial, precisamente para evitar una declaración oficial y esconderlo. O quizás los dólares venían de otra parte como sospechan los investigadores.


Lo que parece abrirse paso cada vez con más credibilidad es que la declaración de Jordi Pujol Soley, asumiendo la responsabilidad del fraude a Hacienda, tendría como objetivo proteger a los miembros de la familia donde desempeña el papel de patriarca.
Varias fuentes judiciales de ambos países se han mostrado convencidas de que será muy difícil obtener suficientes elementos de evidencia para condenar el ex presidente, al margen de los casos, sobre todo los distintos de los depósitos en Andorra, abiertos a familiares suyos con los cargos de tráfico de influencias y sobornos, entre otros.


También aparece como verosímil que las cifras de los informes sobre los depósitos de los Pujol en el principado pirenaicos sean extraordinàriamet hinchadas, «creadas» en parte, como el documento falso que fue el origen de las informaciones periodísticas en medios españoles.


Finalmente, otra conclusión derivada de la forma de hacer de la «mano izquierda» -los españoles dicen siniestra y los italianos siniestralidad del ministro Fernández Díaz, se ocupa a plena dedidació, como habían denunciado algunos medios catalanes, buscar -por no decir inventarse trapos sucios de tipo económico en los políticos soberanistas.


La acusación al alcalde Xavier Trías, demostrada falsa con documentos suizos y de Lichtenstein, a falta de los anadorranos, lo ha resuelto el ministerio con un «mantenella y no enmendalla» al declarar que el caso ha sido archivado «provisionalmente». Por no hablar de la que se lanzó contra el presidente Mas en plena campaña de las últimas autonómicas.


Un general británico retirado escribió un manual de lucha antiterrorista llamado «Low intensity operations», del que es difícil olvidar una frase que, en traducción libre sería: «cuando no se puede con los peces, hay que hacer algo con el agua (la sociedad del país ". con toda probabilidad, con la que circula por las llamadas« cloacas del poder ». Lo han aprendido y hace días que lo aplican gobiernos de países líderes del mundo y también, ¡ay !, los terroristas; de las diversas organizaciones o «lobos solitarios». No hace falta mencionar ejemplos.

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil