domingo, 20 de agosto de 2017 21:19
Sociedad

Defensa de la Sanidad Pública cuestiona la independencia del comité de expertos de la hepatitis C designado por Sanidad

|

La Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública afirma que el comité de expertos para la hepatitis C designado por el Ministerio de Sanidad está "sesgado y plagado de conflictos de interés", supuestamente con los laboratorios farmacéuticos que tienen las patentes de los fármacos para tratar a estos pacientes, y, por tanto, cuestiona su independencia.

Entienden que "prueba de ello es el nombramiento por parte del Ministerio de Sanidad de Joan Rodés, uno de los médico españoles más fuertemente relacionados con las multinacionales farmacéuticas y con Farmaindustria y uno de los impulsores de la privatización del Hospital Clinic, actualmente conocido por sus recortes de actividad y sus derivaciones a la sanidad privada (CVC-Capio)".

En cuanto al resto de miembros, destacan la relación de jefe de servicio de gastroenterología del Hospital Ramón y Cajal el doctor Agustín Albillos, con Roche y Gilead, por su colaboración como docente; del catedrático de farmacología de la Universidad Complutense de Madrid, el doctor Alfonso Moreno, destacan que es patrono de la fundación Pfizer.

Respecto al jefe de servicio de digestivo del hospital de Valdecilla, Javier Crespo, destaca su participación en cursos sobre hepatitis financiados por Gilead. Además, destacan que, aparte de participa en varios ensayos clínicos financiados por Gilead y otras compañías farmacéuticas, es vicepresidente de la Asociación Española para el estudio del Hígado (AEEH) que cuenta con el apoyo de distintos laboratorios.

La jefa de servicio de Medicina Interna del Hospital Vall d'Hebron de Barcelona, y Miembro del CIBER, María Buti, coordinó las jornadas sobre el tratamiento de la hepatitis, realizadas en Barcelona y patrocinadas por Gilead; y, finalmente, destacan que Antonio Andreu, también del Vall d'Hebrón, y director del Instituto de Salud Carlos III, ha participado en la aprobación de un programa de investigación sobre VIH y Hepatitis C patrocinado por Gilead.

En cuanto a los miembros internacionales, destacan que presuntamente " tienen conflictos de interés con Gilead y con las otras que han comercializado o están pendientes de la aprobación de la FDA, que les permita participar en el fabuloso nicho de negocio mundial de la hepatitis C".

Así, relaciona a Massimo Colombo, catedrático de Gastroenterología en la Universidad de Milán (Italia), con el comité científico de la CF Gilead; y relacionado con por ser investigador, asesor o conferenciante de Schering, Roche, Bristol-Myers, Gilead, Bayer, Novartis, Vertex y Tibotec.

Michael Manns, director del departamento de Gastroenterología, Hepatología y Endrocrinología de la Escuela de Medicina de Hannover (Alemania), es presidente del comité científico de Gilead; mientras que Jean Michel Pawslotsky, director del Centro Nacional de Referencia para Hepatitis Víricas y del departamento de Virología del Hospital Henri Mondor de Francia, ha sido asesor Gilead y de Abbott, Boehringer, Bristol-Myers, Glaxo, Janssen, Sanofi-Aventis, Schering, Merck, Novartis, Pfizer, Roche y Vertex entre otras.

"Una vez más esta claro que se priorizan los intereses económicos de la industria farmacéutica por delante del derecho a la salud de la ciudadanía", afirman, tras recordar que la crisis de la hepatitis C "ha servido para confirmar el enorme poder de la industria farmacéutica en España y de cómo el Ministerio de Sanidad se esta plegando a sus intereses posponiendo a ellos el derecho a la salud", afirma la Asociación de Defensa de la Sanidad Pública

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil