viernes, 18 de agosto de 2017 18:30
Politica

Mas hace balance de la legislatura que puede expirar si hay acuerdo con ERC

|

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, hará balance este martes de la primera mitad de su segunda legislatura, que puede expirar en breve si finalmente hay acuerdo con el líder de ERC, Oriol Junqueras, para avanzar las elecciones para este año.

Estos dos años han estado marcados por el proceso participativo del 9N, en el que arroparon la independencia 2,3 millones de catalanes, y por la confesión a finales de julio del expresidente de la Generalitat Jordi Pujol de que tuvo cuentas en el extranjero sin regularizar más de 30 años.

Tras las elecciones anticipadas de 2012, en que CiU volvió a ganar aunque perdió 12 escaños y ERC se situó por primera vez como segunda fuerza, ambos partidos cerraron un acuerdo de estabilidad para hacer una consulta no vinculante sobre el futuro de Catalunya, que finalmente se reconvirtió en un proceso participativo por la impugnación del Estado.

Estos cambios irritaron a ERC, aunque finalmente acabó apoyando la votación tras el apoyo de la ANC, Òmnium y la AMI, quienes ahora tratan de recomponer la unidad soberanista.

Tras el 9N, Mas propuso anticipar las elecciones y configurar una lista unitaria para lograr la independencia en 2016, plan que Junqueras contraatacó planteando varias candidaturas con un denominador común y un compromiso de pacto tras los comicios.

Ante el enroque de ambos, la ANC, Òmnium y la AMI abogan por una lista con independientes que encabece Mas y que ERC y la CUP presenten su propia candidatura, una propuesta que los republicanos aceptan aunque CDC pide que se cierre en una mesa de negociación.

Si no hay adelanto electoral en marzo, Mas propone hacerlo más adelante y empezar a redactar ya en el Parlament un borrador de Constitución catalana, y si no hay acuerdo con ERC, acabar la legislatura en 2016.

TRANSPARENCIA Y RECORTES

Más allá del debate soberanista, en esta mitad de legislatura se han impulsado compromisos electorales en transparencia, una nueva ley sobre acción exterior de la Generalitat -con la apertura de dos nuevas delegaciones, en Roma y Viena- y otra para combatir la homofobia.

Sigue pendiente la ley electoral y en cambio se ha avanzado en la construcción de nuevas estructuras de Estado, con el refuerzo de una futura agencia tributaria propia.

Mas también presentó en verano al presidente del Gobierno central, Mariano Rajoy, una lista con 23 peticiones, de las cuales únicamente en una han habido avances, la del tren lanzadera privado que enlace el centro de Barcelona con la T1 del Aeropuerto.

Otros retos pendientes son la lucha contra el fracaso escolar y el paro, y en este sentido, Mas defiende que la recuperación económica de la que hace gala Rajoy tiene acento catalán.

A falta de un pacto CiU-ERC sobre Presupuestos, el Govern se ha comprometido a pagar este año todas las pagas a los empleados públicos y acabar con los recortes de horario y sueldo de los interinos, y por otra parte sigue la polémica por el proceso de venta de la empresa pública Aigües Ter Llobregat (ATLL) en 2012 y las consecuencias de los recortes, sobre todo en la sanidad pública.

La Generalitat fía el cumplimiento del objetivo de déficit a que el Estado le abone 2.500 millones de euros en deudas históricas pendientes, y para 2015 prevé que la deuda pública ascienda a 67.192 millones.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil